El abuso infantil ha significado una pesadilla para muchos de los niños en Honduras, mismos que son víctimas de agresiones desde físicas, psicológicas y hasta sexuales, la mayoría de veces por un miembro de su familia o de su hogar.

Según cifras del Ministerio Público de Honduras, el delito que más se denuncia es el del maltrato, que incluye tanto el físico como el psicológico, en muchos de estos casos causado por sus padres.

Julissa Gómez, portavoz del Ministerio Público, indicó el miércoles (21.07.2021) que la Fiscalía Especial de Protección a la Niñez ha registrado 1,140 denuncias en un periodo comprendido entre enero y mayo del 2021.

"Estas denuncias se traducen en abuso sexual y maltrato infantil. Por lo general los que denuncian son las madres, tíos u otras personas del entorno familiar", expuso Gómez al noticiero Hoy Mismo de Televicentro.

Gómez apuntó que la ciudad que registra más incidencia de denuncias es Tegucigalpa, en Francisco Morazán, con 554 denuncias por delitos en perjuicio de menores.

https://twitter.com/HoyMismoTSI/status/1417908149839925249

Una "pandemia" silenciosa

Los registros del Ministerio Público indican que durante la pandemia han incrementado las denuncias por abusos a menores y se prevé que la cifra reportada en el primer semestre del 2021 sea mayor a finales de año.

"Durante la pandemia se ha incrementado la violencia, tanto infantil como a nivel general, y también las denuncias. Por ello se prevé que el registro a finales pueda ser mayor a años anteriores", expuso Gómez.

Cifras del Centro de Derechos de Mujeres (CDM) resaltan que 927 menores, de 0 a 18 años, sufrieron abuso sexual en Honduras entre enero y octubre de 2020.

Mientras que un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), detalla que un 26 por ciento de los menores de 18 años en Honduras han sufrido abuso sexual; 16 por ciento corresponde a niñas y 10 por ciento a niños.

Mientras que durante la pandemia se reportó un incremento del 6 por ciento, en gran parte debido al confinamiento, ya que en el hogar es donde mayormente se cometen los abusos, según el informe descrito.

Registros en Honduras

Según datos de la Secretaría de Seguridad, durante el periodo de 2015-2018, la dirección de policía recibió 1,085 denuncias de actos de lujuria. De estas, el 40 por ciento se cometieron en contra de menores de 13 años.

Mientras que en el 2019 se reportaron unas 900 denuncias por abuso contra niños, entre maltrato físico, psicológico, abuso sexual, actos de lujuria e incesto.

En el caso de incesto, la dirección sólo recibió nueve denuncias durante el período de 2016-2019; ocho de los nueve casos fueron víctimas menores de 14 años.



Vea además: El 50 por ciento de la población hondureña elegible estará vacunada contra el covid a finales de 2021, prevé Salud