Algunos expertos han señalado que existen diferentes actitudes que pueden restar efectividad para conseguir el trabajo deseado en la entrevista a la que se le citó.

tunota dialogó con la psicóloga Paola Ávila, quien compartió 10 actitudes a evitar cuando te presentes a una entrevista de trabajo.

Siempre es bueno remediar los errores cometidos y darse cuenta si ha sido por algunas de estas actitudes que hoy no tienes un puesto de trabajo.

Lea: ¿Cómo afrontar el regreso a la oficina, luego del teletrabajo?

Esto debes evitar

1. Impuntualidad. En el ámbito laboral, como en la vida misma hay que saber manejar los tiempos, organizarse y planificar.

Esto no solo ayudará a proyectar una buena imagen, sino que también habla de la profesionalidad de una persona.

2. Imagen corporal y nuestro autoconcepto. En una primera entrevista es importante la imagen exterior que ofrecemos a los demás.

Se recomienda vestir siempre de manera formal, eligiendo un atuendo que no sea muy ostentoso, pero que proyecte una imagen profesional y colores adecuados, sobrios y no llamativos o incómodos a la vista.

3.Currículum extenso. El currículum u hoja de vida por norma general no debería exceder como mínimo dos páginas.

El resto de la información, como ser cursos recibidos, diplomados, capacitaciones o cualquier otra documentación que acredite experiencia en el campo no debería exceder de los 10 años. Después de los diez años, se recomienda no añadirlo.

Vea: ¿Te despidieron? Conoce lo que debes hacer para manejar la situación

4. Hablar demasiado. Una de las razones por las que probablemente las personas no tienen éxito en las entrevistas de trabajo es hablar mucho en ella.

Por lo que establece límites al hablar lo necesario, mantén el contacto visual con tu interlocutor, escucha antes de hablar y recuerda que quien dirige la entrevista no eres tú.

5. El lenguaje corporal. No saber manejar nuestras emociones o nuestros pensamientos de cómo estamos llevando una situación determinada puede traicionarnos y llevarnos al fracaso, pues la forma en cómo dirigimos nuestro cuerpo en una entrevista dice mucho de nosotros.

 De hecho, estudios demuestran que la actitud que se muestra en una primera ocasión. La imagen que proyectamos, más el lenguaje corporal, nos asegura un 70 por ciento de éxito o de fracaso.

También evita estos

6. No informarse acerca de la empresa donde se solicita empleo. Este es uno de los errores más comunes, pues no tener idea acerca de la empresa donde deseamos laborar es grave, pues es importante conocer aspectos básicos como la historia, misión, visión.

También, a qué se dedica esta, las aspiraciones y otros aspectos relacionados con la producción y el servicio que ofrecen. Tener idea acerca de estos temas hará que destaques por encima del resto.

7. Uso del teléfono. Se recomienda mantenerlo apagado al menos durante la entrevista.

8. Hablar mal de tu anterior empleo. Esto afecta más de lo que esperas. Sí es importante ser honesto a la hora de responder acerca de los empleos anteriores.

Pero, no se recomienda hacer comentarios negativos, porque solo desfavorecerá tu imagen.

Además: ¿Cómo solucionar conflictos personales y legales sin afectar el ambiente laboral?

9. Preguntar acerca de salarios o bonos. Normalmente este tipo de preguntas las realiza el entrevistador; sin embargo, hacerlo, normalmente empobrecen una entrevista.

Algunas empresas tienen por política establecer este tipo de temas hasta que se completa con el proceso de selección de personal.

10. Utilizar lenguaje inapropiado. No se recomienda caer en el lenguaje coloquial. Nuestra imagen y nuestro lenguaje corporal deben ser congruentes con lo que expresamos verbalmente. Esto nos dará una imagen más favorable.

Este es un artículo de la versión impresa de tunota. Lea más noticias relacionadas.