La coordinadora del Sistema de Naciones Unidas (ONU) en Honduras, Alice Shackelford, recalcó el jueves (10.6.2021) la preocupación que existe a la violación de los derechos humanos ante la creación de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE) en el país.

"Nuestra preocupación es alrededor del marco legal y constitucional del posible impacto, naturalmente al rededor del disfrute de los derechos de la población y la falta de consulta", dijo Shackelford la noticiero Hoy Mismo de Televicentro.

"Además del acceso a los derechos que garantiza la Constitución de la República que se verían afectados. La posición de nosotros fue muy planteada en el comunicado, sobre el respeto de la soberanía del país y el respeto de las demás instituciones", agregó la designada de la ONU en Honduras.

La ONU emitió un análisis en donde detalló su preocupación por el marco constitucional y legal de las ZEDE, que pondrían en riesgo el bienestar social y ciudadano de la población hondureña.

Además, el organismo señaló que un 35 por ciento del territorio hondureño se estaría entregando a las ZEDE, principalmente las zonas de baja densidad poblacional, como ser Valle, Choluteca, Cortés, Atlántida, Colón y Gracias a Dios.

https://twitter.com/HoyMismoTSI/status/1403056119703080960

Diferentes posturas

Sin embargo, el gobierno hondureño mantiene su postura sobre que con estas iniciativas se "buscar alternativas para superar la crisis económica que afecta al país, agravada por el covid-19, y los efectos de las tormentas tropicales Eta y Iota, siendo las ZEDE una oportunidad para generar nuevas fuentes de empleo, atraer la inversión nacional y extranjera".

Mientras que la ONU instó al Estado de Honduras a explorar alternativas que favorezcan el crecimiento económico inclusivo del país, a partir de un modelo de desarrollo equitativo, sostenible y que garantice la igualdad.

"Hacemos un llamado a revisar estos lineamientos y que todo este desarrollo vaya encaminado con el respeto de los derechos humanos, para asegurar que en Honduras se vaya realizando un desarrollo equitativo, participativo y sostenible", indicó Shackelford.

Asimismo, agregó que, "seguiremos con el espíritu de dialogo, de escucha y el respeto de los derechos humanos de cada hondureño y del trabajo que se necesite para consultar lo necesario para lograr el desarrollo sostenible".

Diversas figuras políticas, empresariales y analistas se han manifestado en contra de la creación de ZEDE, considerando que son inconstitucionales porque se expropiarían terrenos para su desarrollo y tendrían su propio estamento jurídico.

Vea además: Maribel Espinoza: Los que alientan las ZEDE ni siquiera se dan cuenta del grave daño que le están haciendo a Honduras