La compañía israelí Soapy ha desarrollado un lavamanos inteligente para que las personas se puedan lavar las manos de manera eficaz, para que se pueda combatir el coronavirus.

Estos artefactos tienen una visión computarizada y tecnología de internet; y pertenecen a la empresa antes mencionada que se fundó en 2018.

Temas relacionados

El lavamanos indica los distintos procesos para lavarse.

El inventor y CEO de la empresa israelí, Max Simonovsky, indicó que su idea comenzó cuando su hijo de dos años y medio le comentaba que no se lavaba las manos porque su lavamanos no funcionaba.

“Me dijo que como no funcionaba el lavamanos de su guardería, no era importante lavarse las manos”, comentó Simonovsky.

Por tal razón, el padre decidió investigar sobre la importancia que tiene en la vida diaria, el hecho de lavarse las manos. Así como lo necesario que son en la industrial de los hospitales, alimentos y educación.

En ese sentido, se documentó y descubrió que más del 50 por ciento de las enfermedades diarreicas del mundo suceden por no tener buena higiene de manos. Lo mismo pasa con más del 30 por ciento de las enfermedades respiratorias, como el coronavirus.

Simonovsky trabaja junto a su equipo para lograr un método de lavado que contribuye a combatir el covid-19. Su producto es una unidad autónoma que reemplaza a los lavamanos tradicionales y tiene programadas secuencias de higiene.

Asimismo varía en el tipo de bajón, la cantidad y temperatura del agua dispensando, según las necesidades del lugar en el que las personas se encuentren; ya sea en un restaurante, hospital, guardería o casas.

https://www.youtube.com/watch?v=iof-9l1Tf90

“Y es que la limpieza de manos no solo ha sido algo en lo que no se ha puesto el suficiente énfasis, sino que tampoco se enseña necesariamente cuál es la forma correcta de hacerlo”, expresó Simonovsky.

El israelí señaló que el simple acto de lavarse las manos rompe la capa de lípidos que rodea al virus, mermando su capacidad de provocar infección.

Concluyó diciendo que "nuestro lavamanos guía a los usuarios en el correcto lavado y, además, transforma ese acto de higiene en datos que transmite a una base para que los usuarios sepan con seguridad que están libres de virus tras cada uso”.