¡La salud mental y la comunicación, mis temas favoritos! Para lograr uno necesito lograr el otro. ¿Qué es salud mental? La OMS la define como es un estado bienestar emocional, mental, cognitivo y de comportamiento.

Y para poder tener un desempeño satisfactorio a nivel personal y laboral es indispensable tener excelentes habilidades de comunicación. Recordemos que lo mal comunicado es mal percibido, y así no podemos tener un network saludable.

Entonces, veamos el primer paso; la buena salud mental (en otro blog les hablaba de la comunicación primaria, la que tenemos con nosotros mismos) Pues bien, esta es la base de la SM.

Vea también: Un vistazo a la comunicación efectiva

  • Revisemos algunas señales de buena salud mental:
  • Tenes una relación sana con vos mismo
  • Te relacionas adecuadamente con tu entorno
  • Sos consciente de tus capacidades y debilidades
  • Podes manejar los problemas y el estrés de forma tal que te ocupas y no preocupas
  • Vivís el presente
  • Sos productivo
  • Disfrutas realizar diversas actividades
  • Tenes buen ánimo y actitud
  • Sabes controlar ansiedad
  • Gestionas satisfactoriamente tus emociones
  • Te podes concentrar sin problema
  • Le haces frente a las adversidades
  • Sos un elemento de aporte para la sociedad
  • Estás abierto al cambio

Si sentís que estas muy irritable, te has convertido en un procrastinador, tus emociones te controlan, no sabes manejar situaciones adversas, tu desempeño laboral disminuye, no queres socializar y pasas estresado, tu salud mental esta en deterioro y es momento de actuar para mejorarla.

Algunos tips:

  • Comer sano
  • Ejercitarte
  • Dormir bien
  • Respirar adecuadamente en momentos de ansiedad
  • Controlar tus pensamientos
  • Mantener una comunicación sana con vos mismo
  • Alimentar tu mente solo con elementos positivos y de retos realizables
  • Mindfulness y abandono en Dios
  • Establecerte metas alcanzables
  • Tener tu sistema de soporte en familiares y amistades donde puedas desahogarte
  • Buscar ayuda profesional

Una vez logres conectar con tu salud mental, no importa el tiempo que te tome, irás comunicándote de mejor forma con tu familia, amistades y compañeros de trabajo, lo que mejorará a su vez tu estado de ánimo, desempeño y bienestar general. Todo irá cayendo por su propio peso como piezas de dominó. Procurá que la primera pieza que caiga sea siempre a favor tuyo y que caiga cuando ya estés listo.

Lea también: ¿Con qué alimentas tu mente?

Espero priorices siempre tu salud mental y sintás como mejora tu calidad de vida. A los empleadores y jefes, nunca olviden que la salud mental de sus colaboradores es la columna vertebral de su desempeño. Somos parte importante de la sociedad y para que ésta mejore, debemos estar sanos mentalmente y comunicándonos eficazmente. ¡Feliz semana!

“El progreso es imposible sin el cambio, y aquellos que no pueden cambiar sus mentes no pueden cambiar nada.” George Bernard Shaw.