Los exfuncionarios de la desaparecida Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H)Marco Bográn y Alex Moraes, serán sometidos a juicio oral por la supuesta compra fraudulenta de 474 mil mascarillas para hacerle frente a la pandemia del covid-19, caso conocido como “mascarillazo”, determinó un juez en materia de corrupción.

El Ministerio Público recordó que formalizó la acusación en una audiencia preliminar realizada el pasado 27 de octubre, luego que el 29 de septiembre la Corte de Apelaciones le diera la razón a la Fiscalía de revocar las medidas sustitutivas a Moraes y otros cuatro involucrados actualmente prófugos.

Bográn y Moraes, exdirector y exadministrador de Invest-H, respectivamente, son acusados por los delitos de fraude y violación de los deberes de los funcionarios.

Junto a ellos también se acusan a los exfuncionarios de Inves-H, Carlos Luis Guevara (excontador general) y Bessy Roxana Rodríguez (exespecialista administrativo y financiero) por los mismos delitos,

Asimismo, los empresarios Juan José Lagos, propietario del grupo Gy TS.A. de C.V y esposo de la exdiputada nacionalista Waleska Zelaya; Elena María Hernández, representante legal de Germar Ferretería, y María Elena Palacios, por suponerlos responsables del delito de fraude.

También: Marco Bográn: la razón por la que fue llevado al Mario Mendoza

Investigación

De acuerdo a la investigación del Ministerio Público, los cuatro exfuncionarios de Invest-H se habrían confabulado con las mencionadas empresas para venderle al Estado mascarillas de uso no médico para el personal sanitario, violentando los procedimientos legales y administrativos correspondientes.

La Fiscalía hondureña descubrió que los exfuncionarios de Invest-H simularon que la venta la estaba realizando Germar Ferretería, sin embargo, las investigaciones determinaron que con ellos se buscó beneficiar al grupo G y TS.A. de C.V.

Dichas órdenes de compra primero se facturaron por 50.8 millones de lempiras, pero Invest-H no los pago.

Posteriormente, se emitió otra factura por 39 millones de lempiras, siendo esta última cifra la que se canceló a Germar Ferretería.

Luego, Germar Ferretería emitió un cheque por 37 millones de lempiras a favor del empresario Juan José Lagos Romero, esposo de la congresista Zelaya, por lo que el Ministerio Público supone que la transacción se hizo para beneficiar al primero.

Bográn sentenciado

Marco Bográn fue sentenciado el pasado 10 de junio a 10 años y 11 meses de prisión al ser culpable por el delito de fraude en la compra de siete hospitales móviles adquiridos por un monto de 47.4 millones de dólares -equivalente a 1,174 millones de lempiras-.

Bográn, además, tendrá que pagar una multa de 1,475 millones 921 mil 298 lempiras y una inhabilitación absoluta para empleo o cargo público por el doble de la pena de cárcel.

Según el Ministerio Público, los módulos fueron sobrevalorados en más del 60 por ciento, además de que se determinó, según inspecciones, que la mayoría no es apto para atender pacientes con covid-19.

El exfuncionario fue absuelto por el delito de violación de los deberes de los funcionarios, mismo que sí se le aplicó a Alex Moraes, quien fue absuelto de fraude e inhabilitado para ejercer cargos públicos.

Vea además: Marco Bográn ofreció casa de L 9 millones para salir libre; esto resolvió el tribunal