En medio del repunte del Movimiento Activista Pedófilo (MAP, por sus siglas en inglés), la psicóloga Jahaira Sánchez habló con tunota.com para explicar cómo funciona la mente de los que desarrollan placer sexual por los menores de edad.

¿Qué es la pedofilia?

La pedofilia está contemplada como un trastorno psicológico en el Manual de Organización Mundial de la Salud (OMS) y en distintos manuales de psicología.

Temas relacionados

“La gente debe saber que a esto debemos de llamarle pedofilia, que es algo que se califica dentro de un trastorno mental dentro de ellos están los trastornos sexuales y dentro de ellos se incluye a la pedofilia”, expresó la experta.

Además: Maps se ha comparado con el movimiento LGTBI y hasta logró viralizar una bandera muy parecida a la de la diversidad sexual

Por su parte la OMS explica, que "el trastorno pedofílico pueda ser diagnosticado, el individuo debe haber actuado sobre la base de esos pensamientos, fantasías o impulsos o quedar acentuadamente perturbado por ellos". 

Los precursores del movimiento social buscan que la sociedad vea con buenos ojos o de manera “natural”. Diseño Tunota.com

En ese sentido la psicóloga consultada por tunota.com, experta en trastornos psicológicos, detalló que tenemos que entender por pedofilia como la atracción sexual de la persona adulta hacia niños de su mismo o distinto sexo. 

“Esto se caracteriza por presencia de fantasías o impulsos, comportamientos sexuales excitantes. La persona que es diagnosticado con pedofilia, la estadística nos dice que es mucho más creciente en los varones que en las mujeres. Sin embargo, puede existir en ambos géneros”. 

Conductas de pedófilos

Sánchez detalló que es de suma importancia detectar los rasgos que presentan los que desarrollan este tipo de conducta. 

“Una persona con pedofilia experimenta fuertes rasgos depresivos y baja autoestima. Su característica generalmente es que tiene poca interacción social y familiar. Es decir, puede aparentar ser una persona muy tímida, callada y reservada”, dijo. 

Por lo anterior, la experta en conductas y trastornos expuso que esto puede estar acompañado de otras enfermedades de salud mental. 

“Por lo general, el adulto suele ser una persona que el niño conoce, como ser un familiar como ser un tío un padrastro o hasta su propio padre, pero eso ya se vuelve en otro tipo de situación. También puede ocurrir en personas con autoridad”, explicó. 

Foto cortesía Save the Children

En ese sentido, la entrevistada dijo que es importante el tratamiento para una persona que ha sido diagnosticada con este “trastorno”. 

“Las personas diagnosticadas con estos trastornos vienen acompañados de otras enfermedades mentales y que conllevan tratamiento psicofarmacéutico y psicoterapéutico. Este es un problema de la salud mental”, según afirmó la especialista. 

Sánchez sostuvo en la entrevista con tunota.com que esta enfermedad ha estado latente en el país y no se trata de nada nuevo en las zonas rurales del país, ya que generalmente “nuestros niños crecen con este abuso y no hay denuncias sobre ello”. 

Cifras en Honduras 

El Ministerio Público, en la última década solicitó a Medicina Forense practicarle exámenes a unas 17 mil 743 niñas, según indican estadísticas del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

Por lo anterior, según los los recuentos de víctimas equivale 1 por ciento de la población total de niñas: 1 millón 633 mil 811. 

¿Qué es el MAP?

El movimiento «Minor-attracted person» o “Persona atraída por menores” (MAP, por sus siglas en inglés), es un nuevo movimiento social que pretende se apruebe la pedofilia legalmente y se quite de la lista de trastornos mentales de la OMS. 

Los precursores del movimiento social buscan que la sociedad vea con buenos ojos o de manera “natural” la atracción de personas adultas por menores de edad.

De acuerdo con los que buscan legalizar este “amor por los niños”, la pedofilia es totalmente diferente a la pederastía

Foto cortesía Google.

Sin embargo, la pedofilia es descrita por la Organización Mundial de Salud (OMS) como “un trastorno sexual que se caracteriza por la presencia de fantasías, impulsos o comportamientos sexualmente excitantes, recurrentes e intensos relacionados con los niños (por lo general hasta los 13 años de edad)”.

Las investigaciones de la revista de salud de Zinet Media Global, Muy Interesante, recoge que “el vocablo pederasta proviene de eraõ (amar con pasión) y países hace referencia a los hombres que desean sexualmente a adolescentes masculinos”. 

Según estadísticas de UNICEF, para el 2014 unos 120 millones de niños, niñas y jóvenes han sufrido abuso sexual en el mundo y la cifra va en aumento.

VEA: Nuevo Código Penal de Honduras favorece a pedófilos, denuncian defensores de menores