Uno de los puntos más importantes para hacer las compras en el supermercado es hacer la lista, algo muy importante. No es recomendado ir al supermercado, mercado, o centro de abastecimiento alimenticio sin esta potente herramienta.

tunota dialogó con la chef en proceso, Stephanie Perdomo, quien detalló y aconsejó para realizar una compra de ‘súper’ completa, básica y que supla las necesidades alimenticias diarias.

Lea: ¿Cómo identificar una lesión en la rodilla? Estos 5 síntomas son determinantes

Preparación

Antes de comprar la provisión, se deben plantear algunas cosas, como tener el conocimiento de qué alimentos son más perecederos que otros, por lo que, en primer lugar, se deben adquirir los productos no perecederos, y después las frutas y verduras frescas y terminar la compra con los productos congelados, aconsejó.

También, con el cuidado del plástico y el planeta, se deben utilizar bolsas de casa que mantengan en buenas condiciones los alimentos adquiridos.

De igual forma, asegurarse de que los frascos y envases estén totalmente sellados.

No se puede olvidar revisar las fechas de consumo y evita llevar en la misma bolsa las carnes, verduras y los pescados, para evitar una contaminación cruzada, advirtió Perdomo.

Vea: ¿Cómo ser vegetariano? 4 consejos que te ayudan a iniciar el camino

“Una vez que termine su compra, asegúrese que no tenga nada más que hacer y vaya de un solo a casa, para que ningún producto se dañe y más si es un día caluroso”, añadió.

La chef proporcionó una lista básica de súper, que puede suplir las necesidades, ajustarse al bolsillo y mantener una dieta balanceada.

Una lista básica de súper que puedes copiar y llevar a tu próxima compra. Foto: Shutterstock/tunota.

A tener en cuenta

- Verduras y frutas: tomates, sandía, aguacate, espinaca, cebolla roja, cebollín, mangos y champiñones.

 - Víveres: harina, aceite en spray, mostaza, espagueti.

 -Condimentos: sal rosa, albahaca, ajo en polvo y cubitos de caldo de pollo.

 -Enlatados: atún, leche condensada y leche evaporada.

-Granos o cereales: frijol, avena, arroz.

 -Bebidas: vino blanco, té, agua.

-Aseo personal: champú, jabón, alcohol y gel de manos.

-Aseo general: detergente, jabón para lavar trastes, cloro, bolsas para basura.

-Embutidos, lácteos: leche entera, jamón, quesillo, queso crema, chorizo, mantequilla.

-Carnes, pollo o pescados: bistec, pechuga de pollo, carne molida, fajitas de res y pescado.

Este es un artículo de la versión impresa de tunota. Lea más noticias relacionadas.