En los últimos días se encendieron las alarmas en Mongolia, al oriente de Asia, por un nuevo brote de la antigua enfermedad conocida como la peste negra, que ya causó la muerte de dos personas en el país limítrofe con Rusia, quien decidió cerrar sus fronteras ante el miedo que el virus pueda propagarse y causar otra pandemia similar o peor a la del coronavirus (covid-19).

La detección de este nuevo brote se dio en la provincia de Khovd, donde un hombre habría dado positivo en una prueba para diagnosticar la enfermedad también conocida como peste bubónica. Este brote se habría dado tras que el hombre consumiera carne de marmota cruda, precisó el portal Debate.mx.

Temas relacionados

Los dos primeros pacientes entraron en contacto con 96 personas y estas con otras 402, por lo tanto, los posibles casos sospechosos a los que están realizando seguimiento ascienden a 498. El Centro Nacional de Enfermedades Zoonóticas de Mongolia (NCZD) ha puesto en cuarentena la capital provincial y algunos de los distritos de la región, según informó NIUS Diario.

En el siglo 18 y 19 se usaban este tipo de trajes para evitar contagiarse de la peste negra. (Foto: Marca.com)

¿Qué es la peste negra o peste bubónica?

La peste bubónica es causada por una bacteria que la transmiten principalmente los roedores, como las ratas comunes, los perro de praderas, conejos, ardillas y las marmotas, entre los más comunes, quienes transmiten la enfermedad a través del consumo de carnes crudas, en la mayoría de casos, sangre o por picaduras de pulgas que se concentran en estos animales.

Esta enfermedad también se puede propagar de un humano a otro, cuando alguien tose, ya qué las gotitas de saliva que transportan la bacteria se mueven a través del aire. Cualquier persona que las inhale puede contraer la afección, de esta forma se puede iniciar una epidemia.

Los pacientes que se infectan con esta enfermedad tardan en ver los síntomas generalmente entre 2 a 8 días, por lo que se recomienda que en ese tiempo no se tenga contacto con ninguna persona debido a que el contacto puede generar múltiples contagios.

Ilustración de los muertos por la peste negra en Marsella, Francia en el siglo XVII. (Pintura: Michell Serre)

Lea además: Brote de peste negra por comer carne de marmota enciende las alarmas en Mongolia y comienzan a cerrar fronteras

Las áreas geográficas con mayor incidencia son los entornos rurales y semirurales de Asia, África y los Estados Unidos, pero como enfermedad de los animales, la peste está presente en todos los continentes. Los tres países más afectados por la peste en los últimos años son Madagascar, la República Democrática del Congo y Perú, según informó NIUS Diario.

Cabe señalar que la peste bubónica azotó a Europa del siglo XIV, causando una mortalidad del 40 por ciento en el continente, lo que supuso la muerte de unos 50 millones de personas y más de 100 millones a nivel mundial. Actualmente, continúan apareciendo peligrosos brotes de esta enfermedad que causa en el mundo más de 2 mil muertes cada año.

En los primeros años de la peste negra, los centros hospitalarios eran insuficientes debido a la incontrolable expansión de la enfermedad que causó 100 millones de muertos en el mundo. (Foto: BBC)

Síntomas

La peste negra tiene tres principales derivaciones: la peste bubónica, la peste neumónica y la peste septicémica. En ausencia de tratamiento la mortalidad puede alcanzar el 90 por ciento y con tratamiento incluso el 20 por ciento de los afectados pueden morir.

El periodo de incubación de la peste bubónica suele estar entre 3 y 7 días y los primeros síntomas aparecen de forma repentina con fiebre, escalofríos, vómitos, debilidad, náuseas, y dolor de cuerpo.

La peste neumónica aparece entre el día 1 a 3 días de la infección. Los pacientes presentan síntomas de dolor de pecho, dificultad para respirar, y convulsiones de sangre, lo que podría causar la muerte en 24 horas.

La peste septicémica ocurre en la mayoría de los casos como una complicación de la peste bubónica y los pacientes acaban desarrollando fallas en la mayoría de órganos, siendo la mortalidad muy elevada.

Las personas afectadas por la peste negra pueden llegar a experimentar perdida de las extremidades debido a que la enfermedad afecta el sistema circulatorio.

Vea también: Nuevo brote de ébola deja al menos cinco muertes en el Congo, según Unicef