La pandemia del coronavirus en el mundo ha obligado en la mayoría de las naciones el cierre de escuelas, colegios y universidades, sin ser Honduras la excepción.

El flujo de información en redes sociales y WhatsApp es abrumador en algunos momentos, pero son herramientas que si se pueden utilizar bien podrán servirte para calendarios de estudios, horarios y cronogramas de trabajo que le podrán facilitar la tarea.

Temas relacionados

Millones de padres en estos momentos se encuentran en casa asistiendo a sus hijos o reforzando los videos enseñanzas.

Como anteriormente se ha mencionado, algunos padres han tomado las iniciativas de crear grupos y entre ellos comparten experiencias e ideas con el fin que sus hijos tengan las mejores asistencias.

Todo siempre supervisado por los maestros, quienes marcan las pautas.

Además, se debe de estar consientes que no serán un remplazo de los tutores, sino los aliados en la educación.

“No tenemos que ser una escuela”, explicó. “En estas circunstancias, no vamos sustituir por completo todas las estructuras asociadas a la escuela, pero podemos hacer un par de cosas para que los niños se sientan más seguros y para que sintamos que aprovechamos el tiempo al máximo”, explicó Kimberly Fox, capacitadora de personal del Proyecto de Lectura y Escritura de la Universidad de Columbia en Nueva York.

https://www.instagram.com/p/B-FI0NipuPu/

Aquí algunos consejos que te puedan servir.

Crear una rutina. De acuerdo a algunos especialistas en educación, los niños se desarrollan bien con una rutina, por lo que se debería establecer algunos horarios.

Creatividad. Encuentra cosas del mundo real para incorporar a la vida cotidiana los temas que tiene que aprender tus hijos. Usa la cocina para enseñar matemáticas o enséñale ciencia y biología mientras arreglas las plantas, entre otras cosas más.

Cambia tu forma de pensar el aprendizaje. Readapta el pensamiento y ayuda que tus hijos sigan el ejemplo, es decir, ahora el salón de clases pasa a ser una cocina, el comedor o la habitación, pero no por ello tendrá que ser aburrido.

“Todos estamos acostumbrados a externalizar la educación de nuestros hijos en las escuelas”, dijo a ABC News la experta en educación desde casa en la Universidad Tecnológica de Queensland, Rebecca English.

Para la experta esto supone un verdadero cambio de mentalidad el saber que ahora tienes que enseñar desde casa.

Un lugar para trabajar. Trata de crear un pequeño espacio para comenzar las lecciones, pero en caso de no contar con uno la mesa del comedor será más que suficiente.

No te exijas tanto. El educar en casa no es fácil, te puede llevar tiempo, pero afortunadamente las herramientas tecnológicas ayudan a los maestros el poder estar presentes la mayor cantidad de tiempo posible.

Muchas envían enlaces útiles, organizan formas de conectarse a través de la tecnología y prestan recursos educativos para que los usen las familias desde casa.

Mantén el buen humor. No está de más escuchar las quejas o hasta hacerlo tú mismo, no todo tiene que ser tan rígido y serio, porque al vivir en este aislamiento todos se estresan, por lo que hay que tratar de mantener una muy buena dosis de optimismo y paciencia que puedan servirte.