El polémico receptor de la NFL e integrante de los Bucaneros de Tampa Bay, Antonio Brown, volvió a colocarse en el centro de la polémica el pasado domingo (3.1.2022), luego de protagonizar un auténtico berrinche en pleno juego oficial contra los Jets de Nueva York.

El momento, que posiblemente acabe con la carrera profesional del excéntrico atleta de 33 años, sucedió cuando corría el tercer cuarto del encuentro.

LEA TAMBIÉN: El mundo del fútbol acorralado por covid; numerosos de casos confirmados

https://youtu.be/-5wsiaX8VgQ

En determinado momento, el banquillo del conjunto de Tampa Bay se arremolinó en torno a Brown, quien comenzó a discutir y argumentó que "ya no quería jugar más".

Seguidamente, su compañero Mike Evans confrontó a Brown e intentó tranquilizarlo y hacerlo entrar en razón.

Sin embargo, Brown no desistió de su enfado y, sin pensarlo dos veces, decidió quitarse el vestuario de los Bucaneros arrojando todo al suelo.

El momento se ganó la atención del público en el estadio MetLife de Nueva York, pues el receptor saldría semidesnudo despidiéndose de la afición presente.

Despedido por indisciplina

Inmediatamente después del escándalo, Brown fue detenido y escoltado por la policía de Nueva York.

Pero la noticia que le caería como un verdadero «baldazo de agua fría» vendría después, ya que la directiva del actual campeón de la NFL, lo despediría nomás volver a la ciudad de Tampa Bay, según informó el entrenador del equipo, Bruce Arians.

LE PUEDE INTERESAR: Ronaldo Nazario positivo para covid-19

Por su parte, el quarterback estrella de los Bucaneros y amigo cercano a Brown, Tom Brady, envió algunas palabras de apoyo a su compañero.

"Es una situación difícil, creo que todo el mundo debería hacer lo posible por ayudarlo, lo necesita, todos lo amamos y nos preocupamos por él, queremos verlo en su mejor momento, pero lamentablemente no será en nuestro equipo", finalizó.

Los Bucaneros de Tampa Bay se encuentran en la parte alta de su división con 12 juegos ganados y solo 4 encuentros perdidos.

Con su última victoria (28 - 24) en la visita a los Jets de Nueva York, el equipo liderado por Tom Brady se acerca nuevamente a los playoffs de este año.