La K-League de Segunda División de Corea del Sur es una de las pocas ligas del mundo que se mantiene activa a puerta cerrada y todas las medidas de bioseguridad.

Entre las medidas están el evitar los abrazos grupales en las celebraciones de gol, el intercambio de camisetas y obviamente se evita el saludo de mano, uno de los gestos más característicos del balompié.

La anécdota

Hasta el momento no se había registrado una situación en lo que primero que venga a la mente es la bioseguridad, pero para todo hay una primera vez: en la K-LeagueJefferson Baiano protagonizó una de las escenas más divertidas en la liga, cuando tras una falta recibida, intentó levantarse del campo apoyándose del árbitro del encuentro, quien no le tendió la mano para brindarle ayuda.

https://youtu.be/3EJwDf0tfYw

El episodio ocurrió en el sexto minuto del partido y se aprecia como el jugador y el silbante se divierte de la anécdota que dejó el partido correspondiente a la tercera fecha.

El futbolista no le quedó de otra que levantarse por sus propios medios, evidenciando que un gesto muy común en el fútbol por el momento quedará en la memoria colectiva de los aficionados.

Te puede interesar: Coronavirus: Reportan nuevo brote de covid-19 en Seúl, Corea del Sur