Dos futbolistas del Benfica de Portugal sufrieron heridas en sus cuerpos luego de un ataque de aficionados al autobús en el que el equipo se dirigía, la noche del jueves 4 de junio, semana en que se reanudaron las actividades futboleras en país europeo.

El episodio tuvo lugar luego que el líder portugués disputara su partido contra el Tondela de Jonathan Rubio, con quién empataron sin goles.

Al ser escoltados por motorizados, decenas de personas bloquearon el paso del autobús, que se dirigía a las instalaciones donde entrenan, y lanzaron objetos que rompieron las ventanas del medio de transporte del equipo.

El club capitalino comunicó que está colaborando con las autoridades para identificar a los "delincuentes responsables de este acto criminal".

Te puede interesar: Jonathan Rubio da negativo a la prueba del covid-19 y está listo para enfrentar al Benfica

https://twitter.com/SPolaris13/status/1268693575509987330

De momento, se desconoce si los aficionados eran del Benfica o del equipo rival. A su vez, la Liga de Portugal también condenó el "ataque cobarde".

"Es absolutamente inaceptable que estos acontecimientos sigan teniendo cabida en la sociedad. No son aficionados al fútbol, son criminales", denunciaron los responsables de la competición en un comunicado.

"Estamos bien, ¡sabemos que los verdaderos del Benfica no son así¡", dice la publicación con la imagen de los dos jugadores afectados, Weigl y Zivkovic .

https://twitter.com/SLBenfica/status/1268876576076201984

Vea: ¿El hondureño Alberth Elis al Fenerbahce? Esto es lo que revelan en Turquía