Vaya polémica la que envuelve a Lionel Messi. En el juego que el Barcelona empató 2-2 ante el Celta, y que practicamente le deja el camino libre al Real Madrid para un nuevo título de liga, las cámaras captaron el momento en el que Leo se enfada y se da la media vuelta cuando ve que Eder Sarabia le estaba dándole instrucciones sobre el partido.

En las imágenes, se ve al argentino irse bebiendo de un bote y haciendo algún comentario que no pudo ser descifrado por las cámaras de televisión.

Sarabia, segundo entrenador azulgrana, intentó hasta por dos veces dirigirse al crack para decirle algo, pero éste no le dio opción ante la sorpresa de sus compañeros y, sobre todo, de Quique Setién.

https://twitter.com/Elwood_White/status/1277537108337602560

Setién resta importancia al desplante

Por su parte el entrenador culé señaló: ''Siempre hay controversias como en la vida; cada uno tiene su manera de ver las cosas. Es normal que haya diferencias. Pero es lo habitual, lo que ha pasado siempre. Yo tampoco era un jugador fácil en su momento'', expuso Setién.

Y agregó: ''Tenemos que tratar de convencer a todos de que la idea común es la que hay que defender. Hay buena comunicación con el vestuario y esto son cuestiones puntuales a las que no le doy ninguna importancia''.

Te podría interesar: Oficial: El Barcelona anuncia el traspaso de Arthur a la Juventus, Pajic llega a España