El Ejército de los Estados Unidos transportó a la selección estadounidense de fútbol americano que estaba varada en Honduras, luego que el gobierno hondureño determinara cerrar sus fronteras para frenar la propagación del coronavirus.

Las estadounidenses estaban en Tegucigalpa jugando la eliminatoria para el Americas Women's Bowl, que fue cancelado a mitad de la competencia debido a las preocupaciones por la pandemia la semana anterior.

"Nos hemos puesto en contacto con la Embajada de los Estados Unidos y han sido geniales para tranquilizarnos, desafortunadamente el gobierno de los Estados Unidos no asigna fondos para sacar a la gente de un país", publicó el equipo el lunes en su página de Facebook.

Otros ciudadanos estadounidenses que pidieron auxilio a la Embajada, fueron trasladados de Honduras a los Estados Unidos. Foto: Comando Sur.

Usando un avión de carga C-17 de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, el equipo fue trasladado a la base aérea militar en Palmerola, adonde llegaron haciendo uso de un bus "rapidito", dijo el Comando Sur de los Estados Unidos.

La aeronave transportó a 55 personas miembros de la plantilla, pero sumó a otros 34 ciudadanos estadounidenses que se encontraban en Honduras sin posibilidad de volver a los Estados Unidos. El avión voló entonces desde la base José Enrique Soto Cano en Comayagua hasta la Base Conjunta Charleston en Carolina del Sur.

Además: Advierten a hondureños sobre una falsa app de coronavirus que roba información bancaria