El delantero hondureño del Motagua y la Selección de Honduras, Román Rubilio Castillo, aceptó su culpabilidad por violencia psicológica y física en contra de su compañera de hogar.

Castillo, máximo goleador de Motagua, compareció ante los jueces y afirmó no volver a tener este tipo de comportamientos en contra de su esposa.

Por consiguiente, se determinó aplicarle un castigo de dos meses en los cuales tendrá que barrer las calles del Distrito Central.

El caso del delantero nacional fue tratado en los juzgados de violencia doméstica de la Corte Suprema de Justicia.

Te puede interesar: Detienen a Rubilio Castillo por supuesta violencia doméstica