José Roberto Figueroa nació en 1958, llegó al Club Deportivo Vida en 1977, con 19 años, y logró ser campeón con el equipo ceibeño el 28 de octubre de 1981 ante el Atlético Morazán (1-0), gol anotado por Enrique Mendoza.

Integró la Selección Nacional de Honduras para el Mundial de España 1982. Figueroa fue hasta hace unos años el máximo goleador de La H, con 14 goles sumados en dos eliminatorias.

Vida Campeón 1981 // Foto// Radiohouse

En 1982, después del Mundial, dio el salto a Europa y llegó al Real Murcia, donde fue el gran artífice del ascenso a primera división del equipo pimentonero, anotando 14 goles en su primera temporada.

Vea: Fallece José Roberto "El Macho" Figueroa en Estados Unidos

Roberto Figueroa con el Real Murcia // Foto: ABC.es

En su debut en la máxima categoría de España, "El Macho" anotó un doblete ante Real Sociedad. En esa campaña marcó 11 goles y uno de los más recordados será ante el Real Madrid en el estadio Santiago Bernabéu.

https://www.youtube.com/watch?v=wcDghXnaJFE

En la siguiente campaña, lamentablemente Figueroa no pudo evitar el descenso del Real Murcia a segunda, aunque volvió a marcar 11 goles en esa temporada.

De nuevo en segunda división, el hondureño fue uno de los jugadores más destacados del conjunto pimentonero, con sus 15 goles se lograron proclamar campeones, logrando de nuevo el ascenso.

Antes de salir al Hércules, con el Real Murcia logró anotar 51 goles en 111 partidos, convirtiéndose en uno de los grandes ídolos del cuadro de La Condomina.

https://twitter.com/realmurciacfsad/status/1265331563555893252

Incluso, en la temporada 1984-1985, peleó el premio Pichichi de máximo goleador ante el mexicano Hugo Sánchez.

En 1988 regresó a Honduras y se integró al Motagua de Ramón Primitivo Maradiaga y Gilberto Yearwood. El director técnico de Las Águilas en ese momento era Carlos Jurado, quien ya lo había dirigido en el Hércules.

En la siguiente temporada, acompañó a Chelato Uclés al Sport Cartaginés de Costa Rica, donde dejó una marca en los aficionados ticos, por ser uno de los verdugos ante su selección nacional.

En 1990 regresó al Vida de La Ceiba, donde inició y retiró su carrera futbolística. Cabe destacar que, con su venta en 1982, Los Cocoteros pudieron construir su sede.

Ídolo del Real Murcia

Con motivo del último partido que el Real Murcia disputó en el estadio de La Condomina, el 11 de noviembre de 2006 ante el Polideportivo Ejido, el club homenajeó a los jugadores más emblemáticos de su historia.

En esa ocasión, José Roberto Figueroa declaró entre lágrimas “una sensación muy bonita. Quería venir porque es una sensación que hacía mucho tiempo que no tenía.”

Te puede interesar: El Murcia de España lamenta muerte de "El Macho" Figueroa y lo recuerda con este gol