El Paris Saint Germain obtuvo su segunda derrota consecutiva en el arranque de la Ligue 1. Esta vez cayó ante el Olympique de Marsella en el clásico francés que fue una verdadera batalla campal.

Desde un inicio el partido fuer tenso, pero fue en los últimos minutos que todo se descontroló. Hubo 12 amonestados y 5 expulsiones, tres por parte del PSG y dos por parte del Marsella.

Los primeros expulsados fueron Kurzawa y Amavi. Dos rojas directas a dos jugadores que se liaron literalmente a puñetazos en el centro del campo.

Segundos después se fueron a las duchas, Paredes y Benedetto. El centrocampista parisino fue el desencadenante de la batalla con una entrada muy dura sobre su compatriota. Ambos vieron la doble amarilla.

Neymar fue el siguiente en irse a los vestuarios antes de tiempo. El extremo brasileño mantuvo un constante duelo verbal con el central español, Álvaro González, y en los instantes finales desató toda su furia golpeándole en la parte de atrás de la cabeza.

Por si no fuese suficiente, el Clásico francés también contó con otra escena vergonzosa. Di María escupió a Álvaro, en plena pandemia del coronavirus.

El PSG está por los momentos en zona de descenso sin puntos en dos partidos, mientras que el Marsella consigue una victoria en el Parque de los Príncipes por primera vez en diez años.

https://www.youtube.com/watch?v=aJxEXFEiR-8

Te puede interesar: Neymar explota tras salir expulsado del duelo entre el PSG y el Marsella