Los últimos días han sido un sube y baja de emociones y dudas para los aficionados del FC Barcelona por una inminente salida de su mejor jugador estrella.

Messi estuvo, desde agosto, en confrontación con la directiva del equipo culé pero al final decidió no llevar el asunto a instancias legales contra el equipo que lo formó y le ayudó en su desarrollo futbolístico.

Cuando se conoció la noticia miles de fanáticos se indignaron y compartieron cómo los afectaba esa posible decisión del jugador. Llantos, cánticos y muchas ofensas, de dolor, surgieron.

Pero al conocer la información que se quedaba otro grupo lloró, pero de alegría. “Se queda y ahora todos esos madridistas que querían que Messi se fuera, se aguantan, porque la primera marca de esta liga es el Barça, la segunda es Messi y la tercera puede que sea el ‘Irreal UEFA VARdrid”, escribió un fanático.

Te puede interesar: Messi sigue sin entrenar con el Barcelona y esta sería la razón

El español afirmó que el jugador no puede seguir siendo el capitán por lo que ha dicho, pero se queda. "Va a seguir vacunando al Real Madrid, no somos reyes de Europa, somos reyes del mundo", añadió.

También pidió una estatua de oro para "el Dios del fútbol" al que también confesó que lo amaba y que se lo podía comer.

https://twitter.com/DavidValdearen1/status/1301944998703910912

Vea: Rosario seguirá esperando la vuelta de Lionel Messi al Newell's de Argentina