Con mascarilla, recostado en su cama y sin poder ver a sus dos hijos, el futbolista argentino Ezequiel Garay celebra el Día del Padre, semanas después de haber sido diagnosticado con coronavirus.

Garay, de 33 años de edad y quien milita en el Valencia de España, está en aislamiento voluntario junto a su esposa, pero separado de sus dos hijos Shaila, de 5 años, y Antonio de 3, por cuestiones de seguridad sanitaria.

Este Día del Padre, Garay compartió una fotografía de él, recostado en su cama y esperando recibir un pequeño pastel que le da su esposa en esta fecha especial. En la imagen se puede apreciar un dibujo que le enviaron sus hijos, detalle que el jugador quiso compartir en sus redes sociales.

VEA: Así pasan los futbolistas la cuarentena por coronavirus

https://www.instagram.com/p/B96nrttIlvR/

"Hoy es un día del padre un poco especial, ya que el aislamiento me hace no poder disfrutar de mi hermosa familia. Quizá esto se alargue más de lo esperado, pero lo único que sé y siento, es que a ellos pase lo que pase siempre los tengo a mi lado y doy gracias a la vida y a ella @tamara_gorro por haberme dado la hermosa familia que tengo y poder disfrutarla día a día. Ser papá es una sensación tan bonita e increíble. Los amo con mi vida", fue el mensaje que escribió el futbolista en Instagram.

De acuerdo con Tamara, esposa de Garay, sus hijos están viviendo en una casa familiar en Madrid junto con sus abuelos y otros familiares a la espera de que la pandemia sea controlada.

ADEMÁS: Un futbolista italiano fue hospitalizado tras dar positivo por coronavirus