Bien dice el dicho que ''una imagen vale más que mil palabras'' y Diego Simeone lo representó a cabalidad en el juego entre Barcelona y Atlético del Madrid.

El martes se disputó el juego entre azulgranas y colchononeros, equipo de Griezmann hasta casi un años atrás. El técnido del Barça, Quique Setién, hizo ingresar al francés a los 91 minutos de juego.

Las cámaras mostraron justamente la reacción de Diego Simeone al ver el insólito cambio en la recta final del duelo.

Primero observó a su exjugador, después miró al cartel y puso una cara como de no creer la decisión azulgrana.

https://twitter.com/LuisOmarTapia/status/1278438045323329538

En conferencia de prensa, después respondió con un "sin palabras" cuando le preguntaron por la situación.

Críticos aseguran que llama la atención que un fichaje de 120 millones de euros juegue poco o nada, y que en el partido más difícil que le quedaba al club en el fixture de LaLiga entrará apenas un par de minutos.

https://twitter.com/kingtrippier/status/1278095621266825224

Te podría interesar: Crean impresionante retrato de Messi con 700 balones en homenaje a sus goles