La eliminación del FC Barcelona en la Supercopa de España, a manos del Atlético de Madrid, provocó la salida del técnico Ernesto Valverde y, en ese entonces, fueron varios nombres los que se manejaban para sustituir al Txingurri.

Antes del sorpresivo nombramiento de Quique Setién, uno de los favoritos para los catalanes era la leyenda Xavi Hernández.

No obstante, según la cadena SER, Josep Maria Bartomeu, presidente del FC Barcelona, descartó la contratación de Xavi cuando conoció las ocho peticiones.

La discusión entre el campeón del mundo en 2010 y la directiva azulgrana comenzó con la condición de iniciar un nuevo proyecto desde julio de 2020, pero Bartomeu no quería un técnico solo para seis meses.

Vea: Conozca a los seis jugadores que son ídolos de los hijos de Lionel Messi

https://www.instagram.com/p/B0N9Ah-o7mU/

Otra de las peticiones principales era la de tener el máximo control en el área deportiva. También pidió la vuelta de Carles Puyol, y que su hermano, Òscar Hernández, formara parte del cuerpo técnico.

Asimismo, Xavi Hernández quería el control global del fútbol base, con la reincorporación de Joan Vilá, exdirector de Metodología del Barcelona.

Según SER, otra de las peticiones fue incorporar a su equipo Jordi Cruyff y remodelar los servicios médicos del club.

Todas estas condiciones hicieron muy difícil su fichaje, pero, tras el escándalo “Barcagate”, la incomodidad de Messi y contrataciones desacertadas del club, hacen que el nombre de Xavi Hernández suene con mayor fuerza en el banquillo culé en un futuro cercano.

https://twitter.com/ellarguero/status/1230752765393211393