Chelsea con grandes contrataciones para esta temporada, cayó derrotado en casa ante Liverpool por 2-0. El cuadro dirigido por Frank Lampard se vio disminuido por la expulsión de Christensen y esto fue aprovechado por Sadio Mané.

El primer tiempo fue muy parejo, yéndose al descanso con empate cero a cero, sin embargo, el destino del partido fue marcado por la expulsión de Andreas Christensen antes de finalizar los primeros 45 minutos.

Por esta razón, en la segunda mitad, el Chelsea se vio mermado por los ataques constantes del Liverpool por las bandas.

Al minuto 50, Sadio Mané abrió el marcador con un potente cabezazo luego de un gran centro de Firmino.

Cuatro minutos más tarde, el arqueo Kepa cometió un tremendo error, al parar mal el balón dejándosela servida a Mané para el segundo y definitivo gol.

De esta manera el Liverpool consigue su segunda victoria y el Chelsea sufre su primera caída de la temporada.

Te puede interesar: ¡El romántico del gol! Romell Quioto vuelve a marcar un golazo con el Montreal Impact