Qatar afina cada vez más detalles para el evento de gran magnitud como lo es un Mundial de fútbol.

No es raro que los países anfitriones remodelen o construyan estadios, pero ¿construir una ciudad entera? Eso es precisamente lo que se lleva a cabo en Qatar que en el 2022 albergará la máxima justa futbolística del planeta a nivel de selecciones.

La ciudad que se construye en medio del desierto se trata de Lusail, sin duda el proyecto más ambicioso que nunca antes se haya visto de cara a la celebración de una Copa del Mundo.

La nueva urbe en medio de la nada contará con una extensión de 38 kilómetros cuadrados y podrá albergar a 250 mil residentes.

Lusail se ubica a 15 kilómetros de Doha, ahí trabajan día y noche 3,200 obreros extranjeros, con la finalidad de tener lista la ciudad entera y por supuesto que también el estadio Nacional Lusail, donde se planea llevar a cabo el partido inaugural y de la final del Mundial del 2022.

Además, se tiene estimado que cerca de concluir las obras, serán hasta ocho mil trabajadores los que estén afinando cada detalle de la nueva ciudad.

Lusail contará con 35 hoteles de lujo, cuatro hospitales, mezquitas, centros comerciales, colegios, centros de negocios, espacios de entretenimiento, un campo de golf y un puerto con mil 200 plazas.

El estadio albergará 80 mil personas

El estadio, que albergará unos 80 mil aficionados, tendrá un juego de luces similar al de las galerías de arte árabes y un sistema de refrigeración, a pesar de ser un estadio descubierto, que permitirá que la temperatura en la cancha se mantenga en 26 grados y en la tribuna sea de 24.

Te podría interesar: Barcelona: Reinaldo Rueda imparte videoconferencia a entrenadores de La Masía