En la historia de las Grandes Ligas, sólo han existido dos peloteros nacidos en Honduras, Gerald Young, entre 1987 y 1994, y Mauricio Dubón, quien 25 años después debutó en la Gran Carpa, en donde se describe como "un dominicano en el Real Madrid".

"Es como ver a un dominicano jugar fútbol en el Real Madrid. Siempre estuve motivado y listo para estar aquí y gracias a Dios se me dio esta oportunidad", explicó a EFE en su visita con los Houston Astros a México, en la séptima serie de temporada regular que se disputa en ese país, en la que se miden a los Colorado Rockies en Ciudad de México.

Además de romper una sequía de más de dos décadas sin un jugador de su nación, el oriundo de San Pedro Sula logró en 2022 ser el primer hondureño en ganar la Serie Mundial y el año pasado fue también el único en obtener un Guante de Oro, ambos galardones obtenidos en los Astros

Para llegar a Las Mayores, Dubón tuvo que salir de su nación, en la que el fútbol es el principal deporte, con 15 años, cuando fue a estudiar a la escuela secundaria Sacramento Capital Christian en California, Estados Unidos.

"Mi papá desde chico me apoyó en Honduras. Mi abuelo jugaba y desde niño siempre me crucé en un campo de béisbol. Se dio la oportunidad de venir a Estados Unidos a estudiar por una beca y así empezó todo", añadió el jugador con seis años de experiencia en la Gran Carpa.

En Estados Unidos, el centroamericano pulió sus habilidades tanto para fildear como para batear, y después de mostrar sus capacidades defensivas y ofensivas como estudiante de intercambio, los Boston Red Sox lo seleccionaron en la ronda 26 del Draft de 2013.

En 2016, los Red Sox lo transfirieron a los Milwaukee Brewers, con los que debutó en 2019, tras lo cual lo mandaron ese mismo año a los San Francisco Giants, para en 2022 llegar a los Houston Astros, en donde ha destacado por ser un jugador 'utility, es decir que puede jugar cualquier posición, según Dubón, a "un nivel elite".

"Los hondureños en el béisbol tenemos más hambre. A nosotros no se nos dan las cosas, tenemos que trabajar el doble para llegar a ellas. Hay que cambiar la mentalidad para que apuesten más por nosotros. Es como en el fútbol, si te dan a escoger entre un delantero brasileño o un mexicano, escoges al brasileño por la tradición que hay, por eso debemos demostrar que sabemos jugar pelota", añadió Dubón.

En sus seis años en Grandes Ligas, el exjugador de los Brewers tiene un porcentaje de bateo de .260, 133 carreras empujadas y 29 cuadrangulares conectados, números en los que supera a Young, quien en ocho campañas le pegó a la pelota para .246, mandó a 113 compañeros al plato y disparó tres jonrones.

"Mentalmente, gracias a Dios, siempre tuve los pies sobre la tierra sabiendo que iba a llegar a las Grandes Ligas, nunca vi como limitante el ser hondureño, era más motivación que otra cosa", añadió.

El pelotero de 29 años aconsejó a los jóvenes jugadores de béisbol de Honduras a que si quieren llegar a la Gran Carpa tomen su ejemplo de que es posible lograrlo desde las ligas pequeñas del país centroamericano.

Dubón aseguró que trabaja para que más cazatalentos de Las Mayores vayan a su país a buscar jugadores y para darle más visibilidad a su deporte en Honduras, que a su parecer todavía no recibe el apoyo necesario.

"El otro día me topé con un ‘scout’ que no me quiso firmar en Honduras cuando tenía 15 años y se lo reclamé. Lo bueno es que ahora los ‘scouts’ se han dado cuenta del talento que tenemos. Yo he hablado con las organizaciones para que vayan más seguido, pero no es lo mismo hablar que hacerlo", sentenció el beisbolista de los Astros.

Qué pasará con el 'Choco' Lozano tras descenso de Almería, que malgastó millones