Tres goles de Leo Messi a balón parado, uno de penalti y dos lanzamientos de falta, además de otro de Sergio Busquets, llevaron al Barça al liderato de LaLiga.

Sencillo, claro y goleador. Pero claro, hay que decirlo, ha sido un partido con más goles que fútbol por parte de los azulgranas.

Leo Messi la diferencia a balón parado. Fiel a la balanza como siempre, el argentino sobresalió en un partido plano. El Barça no muestra mejoría.

Da igual el rival que esté enfrente, porque a este Barça se le ven las costuras, incapaz de encontrar su mejor versión.

Ahora viene el parón FIFA, tiempo que Barcelona aprovechará para jugar un amistoso ante el Cartagena FC de la tercera división, a fin de que los players no convocados a selecciones nacionales, no pierdan ritmo.

Además: Independiente del Valle campeón de la Copa Sudaméricana