Jorge Messi, padre y delegado del futbolista argentino Leo Messi, llegó la mañana del miércoles a Barcelona, España, para concretar una reunión por la tarde con el presidente del Barça, Josep María Bartomeu, con la intención de que su hijo tenga una salida amistosa.

Pese a la gran afluencia de la prensa española, que lo esperaba en el aeropuerto El Prat y lo siguió hacia su despacho tratando de conseguir una primicia con sus declaraciones, el papá de Leo se limitó a dar respuestas puntuales y en una ellas, afirmó que “es difícil que Leo se quede en el Barcelona”.

Asimismo, los fanáticos del Lionel Messi manifestaron sus deseos de que el jugador continúe en el equipo, y por su parte, la directiva insiste en no dejar marchar a Messi debido a su contrato en vigor donde se estipula una cláusula de rescisión de 700 millones, cifra estipulada en su cláusula de rescisión, por lo que planean ofrecerle dos temporadas más, según Marca Tv.

Te puede interesar: Messi tampoco se presenta al primer día de entrenamiento del Barcelona y podría ser multado

Por otro lado, ante las preguntas de la prensa referente al Manchester City como una opción para la incorporación de Messi, el progenitor del jugador sostuvo "no he hablado con Pep Guardiola, no he hablado con nadie. No sé nada del Manchester City", negando una posible llegada de su hijo a la Premier League.

Mientras existe indecisión ante el futuro del jugador, este mantiene el silencio sin asistir a entrenamientos.

Además: Jugador del Barcelona ya pidió la ''10'' por si Messi confirma irse