Tras casi seis meses de la muerte de Kobe Bryant, leyenda de la NBA, siguen saliendo detalles a la luz, de lo que habría provocado el accidente en el que perdió a la vida junto a su hija Gianna María y siete personas más.

Lo último que ha trascendido es que el piloto a cargo del helicóptero se habría desorientado ante la densidad de la niebla, el 26 de enero de 2020.

De acuerdo con información divulgada por investigadores federales, el piloto reportó que estaba tomando altura en medio de la niebla, sin embargo, estaba descendiendo.

Lea también: Kobe Bryant entrará al salón de la fama hasta 2021 por culpa del coronavirus

El piloto, identificado como Ara Zobayan, reportó por radio a los controladores de tráfico aéreo que estaba elevándose a unos 1,200 metros. Cuando en realidad estaba cayendo contra una colina donde perdieron la vida.

La información brindada por la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB por sus siglas en inglés) detalla que Zobayan percibió "erróneamente" el ángulo de inclinación o cabeceo de la aeronave. Ello puede ocurrir cuando un piloto se desorienta por la baja visibilidad", indica.

Además, añade que "durante el descenso final, el piloto, en respuesta (al control de tráfico aéreo), declaró: “estamos subiendo a 4 mil pies".

Un consultor de seguridad aeronáutica, identificado como John Cox, explicó que la errónea trayectoria redujo la velocidad de la aeronave, subió, se inclinó y cayó rápidamente.

Cox manifestó que "no es la primera persona que experimenta esto". “Esta es una causa significativa de accidentes”, concluyó.

Además: Huesos rotos y cuerpos desmembrados: Autopsia revela detalles inéditos sobre la muerte de Kobe Bryant