Héctor Said Martínez Sorto, originario de Tocoa, Colón, es un árbitro destacado en el balompié nacional y a nivel internacional, al pertenecer al grupo élite del arbitraje de la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA).

Con 29 años de edad ha logrado méritos que a otros podrían costarle más tiempo, pero su pasión y determinación le han dado el reconocimiento de ser el primer hondureño en pitar una final de Copa Oro, y fue en reciente.

Recibiendo la medalla junto al equipo arbitral de la final. Foto: Cortesía Said Martínez.

Lea: Exárbitros mexicanos cuestionan trabajo de Saíd Martínez en la final de la Copa Oro

Said dialogó en exclusiva con tunota, donde abrió su corazón y detalló su recorrido por el arbitraje, evidenció su pasión por la familia que ha conformado con Joselin Reyes, donde nació su pequeña Valeria de tres años.

También su leve paso por el fútbol, las matemáticas y múltiples eventos donde se ha uniformado de juez.

Sueño de niño

Desde sus ocho años de edad comenzó a jugar fútbol. Lo hizo por dos años, pues hubo un momento donde su entrenador tuvo que irse de la ciudad y el equipo desapareció.

Esto le obligó a buscar otra actividad y el arbitraje se posicionó en su cabeza. Su inspiración nació al ver a su padre, Antonio Martínez, arbitrando en la segunda división.

DATO: 11 de septiembre de 2011 debutó en un partido entre Real España y Deporte Savio. Les gustó cómo dirigió y dieron la oportunidad de quedarse en Primera.

Matemático

En la cancha se le conoce como ‘el matemático', esto tiene una explicación, y es que Said es licenciado y profesor de matemáticas.

Estudió la carrera en la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM), pero su deseo por esta área nació en unas olimpiadas nacionales de matemáticas, cuando solamente tenía 14 años.

“Desde Trujillo, representé al departamento, siendo el primer estudiante que alcanzaba la medalla de plata para Colón, en un evento así, y gané la medalla de bronce en otra ocasión; eso me impulsó a estudiar la carrera y realmente me encanta como conjugo la matemática con el arbitraje”, manifestó.

También, en su faceta como profesor de matemáticas en el Instituto Central. Foto: Cortesía Said Martínez.

Añadió que su profesión le ayuda en el campo para saber dónde posicionarse, cuántos metros debe medir para tener una distancia adecuada y ver cada acción en el juego.

“En todo lo que veo en la cancha, están los números”. En la actualidad, tuvo que dejar la docencia por los viajes a nivel internacional.

Copa Oro

El proceso para ser elegido para la Copa Oro es muy complicado, no es algo de la noche a la mañana, son años de muchos partidos.

“Para llegar ahí tuve que haber dirigido premundiales sub-17, sub-20, Liga de Campeones, Liga de Concacaf y otros partidos internacionales amistosos, que tienen una puntuación”, explicó.

Vea: La brutal respuesta de un hijo de Messi a un aficionado que amenazó con reírse del argentino

“Estar en el partido de la final fue algo totalmente diferente. Sabemos lo que rodea el partido México contra Estados Unidos, es algo importante, sin precedentes para cualquier arbitro. Sin duda alguna representaba un compromiso. Haber llegado ahí era importante, pero hacerlo bien era mucho más”.

Said muestra tarjeta amarilla a jugador mexicano Héctor Herrera. Foto: cortesía Said Martínez.

“Sí, sueño con pitar en Qatar, pero sueño más con ser un mejor árbitro en cada partido. Voy a estar en las próximas eliminatorias al mundial”.

Finalmente, motivó a los que sueñan con llegar al arbitraje profesional. "No se rindan, con disciplina y ayuda de Dios todo es posible", expresó.

DATO: 45 Años es la edad máxima que exige FIFA para retirarse. A Said le falta mucho, pero dijo que se deja guiar por Dios y se retirará cuando sea el tiempo.

Este es un artículo de la versión impresa de tunota. Lea más noticias relacionadas.