Aficionados que dicen apoyar a Marathón se metieron el sábado al sector de camerinos del Estadio Olímpico para golpear a sus jugadores y árbitros.

La derrota ante Motagua en el inicio de la pentagonal y el "relincho" de su entrenador, Héctor Vargas, caldeó al máximo los ánimos de los supuestos hinchas.

Todo habría comenzado cuando un aficionado que tiene acceso al plantel de jugadores y zonas exclusivas donde está el plantel, se fue contra el árbitro Said Martínez.

El nazareno al verse agredido de inmediato solicitó protección policial como lo manda la ley, sin embargo, los elementos de seguridad terminaron huyendo de la reyerta al verse en inferioridad.

Los propios jugadores del Marathón se habían metido en la batalla defendiendo al hincha, salieron agredidos, incluso la hija de un empleado de Marathón.

La impotencia de Marathón se notó tras caer ante Motagua en el inicio de la pentagonal final.

https://www.youtube.com/watch?v=RKy3tmFTn2k