Dos amigas de la joven presuntamente violada por el exjugador del Barça, Dani Alves en la discoteca Sutton de Barcelona han avalado este viernes ante la juez, la versión de la víctima y han ratificado que el futbolista también la abordó cuando estaban tomando unas copas en el reservado.

Según han informado fuentes jurídicas, las dos chicas, una prima y una amiga de la víctima, han declarado hoy como testigos ante la juez.

A Alves se le investiga por, presuntamente, violar a una joven en un baño privado de un reservado de la discoteca Sutton de Barcelona la noche del pasado 30 de diciembre.

Lea también: Tormenta "extremadamente peligrosa" con muy bajas temperaturas afecta a EE.UU.

También declararon empleados

Además de las dos jóvenes que esa noche acompañaban a la denunciante, han declarado el director y seis trabajadores de la discoteca Sutton, entre ellos el portero que vio salir a la víctima llorando tras la supuesta violación.

Esa acción dio pie a que el personal de seguridad activara el protocolo contra agresiones sexuales del local y llamara a los Mossos d'Esquadra.

Los testigos, entre los que figuran los camareros que sirvieron las copas a la víctima y sus amigas en el reservado de Sutton, se han ratificado en las declaraciones que prestaron ante la policía catalana, han añadido las mismas fuentes.

En concreto, las chicas que acompañaban a la denunciante han mantenido que Alves las invitó, a través de un camarero de la discoteca, a tomar unas copas en el reservado en el que estaba de fiesta con un amigo suyo.

Una vez allí, afirman que el futbolista también las abordó a ellas, con intenciones aparentemente sexuales, antes de invitar a la víctima a entrar en el baño, donde presuntamente la agredió sexualmente.

Le puede interesar: Bill Gates confirma que prefiere comprar vacunas antes que viajar a Marte