El técnico de la selección nacional de Honduras, Fabián Coito, aseguró no estar arrepentido de haber firmado con Honduras y dejar atrás 12 años de carrera en procesos juveniles en su natal Uruguay.

En entrevista con Ovación Digital, el estratega uruguayo admitió que aceptó la oportunidad de salir de su zona de “confort” puesto que tenía que crecer y enfrentar nuevos retos.

“Creo que no me equivoqué al tomar la decisión de irme, por mi edad y por el momento. Y porque sabía cuáles eran las proyecciones en un lugar y en el otro. El de Honduras era un desafío nuevo, que me permitió desarrollarme y crecer”, dijo.

Además, afirmó que dejó "un lugar hermoso y años bárbaros, pero sabía lo que tenía por delante y era una repetición de los que ya había vivido. Moverme y salir de la zona de confort, tomar decisiones y asumir responsabilidades era lo que necesitaba para crecer".

Te puede interesar: Jonathan Rubio da negativo a la prueba del covid-19 y está listo para enfrentar al Benfica

Coito llegó a la selección de Honduras tras 12 años de carrera en cinco selecciones juveniles de Uruguay.
Coito ha dirigido a la selección mayor en 12 ocasiones, logrando seis triunfos, tres empates y tres derrotas./Foto: US AS

Coito dirigió a las selecciones sub-15, sub-17, sub-20, sub-22 y sub-23 de Uruguay donde logró un campeonato sudamericano en 2017, dos vicecampeonatos sudamericanos en 2007 y 2011 y un campeonato de los Juegos Panamericanos en 2015.

Lo anterior provocó que las miradas se pusieran en él como el futuro sucesor del técnico mundialista, a nivel mayor, Washington Tabárez. La partida a Honduras sorprendió a muchos uruguayos puesto que pudo haber dirigido a la escuadra Charrúa.

“Hoy no sé si en realidad me fui porque no me daban el lugar que quería. Yo sabía que algún día se iba a terminar como todo proceso. Quise irme en un buen momento y no tener que hacerlo porque no tuviera más lugar”, comentó.

Además, fue consciente al saber que “tenía que buscar otra alternativa para crecer y Honduras me pareció un buen lugar. No es fácil para un entrenador de juveniles saltar a Primera División. Me di cuenta que el tiempo pasaba y que tenía que pegar el salto”.

Vea: Tras el adiós de Wilson Palacios, estos son los nueve futbolistas de la vieja guardia catracha que también se marcharon