El seleccionador hondureño, Fabián Coito, habló con la website de la Concacaf.com y recordó aquel partido del año pasado de la Copa Oro, donde Honduras fue eliminada en la fase de grupos y acabó su participación con un triunfo contundente 4-0 contra El Salvador.

Desde entonces, Honduras tiene cinco victorias y un empate en sus últimos seis partidos, incluido un récord invicto de tres triunfos y un empate, sin derrotas, en la Liga A de Naciones de Concacaf 2019-2020.

“Creo que la victoria marcó varias cosas, no solo un buen desempeño en ese partido, sino la respuesta de un equipo herido por la eliminación. Pudieron recuperarse de una situación adversa y cada vez que tienes un grupo que puede revertir de una situación difícil, son dignos de consideración ”, dijo Coito en una entrevista exclusiva con Concacaf.com.

"Jugamos un buen partido y seguimos lo que queríamos hacer, y luego, cuando nuestro rival comenzó a desesperarse, se abrió el espacio y pudimos aprovecharlo". El equipo jugó un partido centrado y emitió la imagen de qué tipo de camino queremos seguir. Para mí como entrenador y para nosotros los del cuerpo técnico, fue una buena señal para nosotros que los jugadores estén comprometidos y enfocados en cambiar las cosas, y nos hubiera gustado continuar mostrando eso en los partidos este año”, agregó el entrenador de Honduras.

https://twitter.com/Concacaf/status/1283122089776603136

“Creo que fue un punto de inflexión que se trataba más de establecer los objetivos del equipo y que tenemos la capacidad de luchar por cosas futuras. Habíamos perdido tres juegos seguidos, contra Brasil, Jamaica y Curazao, pero por nuestra parte, nunca cambiamos de rumbo. Seguimos dando confianza a los jugadores y comenzamos a trabajar en lo que teníamos por delante. Los jugadores entendieron esto. Al final del día, el jugador está a cargo de presentar en el campo lo que nosotros como entrenadores instruimos y cuando se obtiene un buen resultado, refleja la sinergia entre todos los involucrados en el equipo ”, dijo.

ELIMINATORIAS Y LIGA DE NACIONES

Honduras está al pendiente de la reprogramación que haga a Concacaf con respecto a la Liga de Naciones y las eliminatorias rumbo al Mundial de Qatar 2022, pero Coito seguirá a la espera para poder planificar su trabajo correspondiente a los duelos que deberá enfrentar.

"Espero que el equipo siga creciendo y que haya un número en ascenso de jugadores nuevos y jóvenes en el proceso y que la selección nacional sirva de respaldo para que estos jugadores vayan a ligas más competitivas para que puedan crecer y beneficiar a todos". Por mi parte, voy a seguir monitoreando a todos los jugadores hondureños que juegan en el extranjero, esperaré el calendario internacional y esperaré cómo se definirá lo de la liga nacional y desde allí formar un plan”.

Con respecto al equipo que tiene La H, Coito confía en la capacidad de su plantilla y reconoce que son un equipo complicado jugando de local, esto viendo ya con miras a la eliminatoria de Concacaf.

“Creo que Honduras tiene un equipo muy competitivo y será un rival difícil en la clasificación para la Copa Mundial. Somos difíciles cuando jugamos en casa y tenemos cosas que nos pueden dar puntos cuando lo hacemos de visitante, lo que nos hace sentir que podemos terminar en los primeros lugares ”, subrayó Coito.

https://www.youtube.com/watch?v=IS0IKKxVWSU

Coito llegó a Honduras en febrero de 2019 después de ser 12 años asistente técnico del Maestro Óscar Washington Tabárez, en la selección de Uruguay, además de coordinar todos los procesos menores de la garra charrúa. El seleccionador hondureño recuerda su etapa con Tabárez.

“Conozco al 'Maestro' Tabárez desde hace mucho tiempo y tiene una gran habilidad para comunicar conceptos e ideas, pero más que nada, también ha colocado a la persona por encima del futbolista y creo que el rendimiento de cualquier jugador es un producto de su ambiente de trabajo. Si consideramos al jugador como algo que solo está ahí para jugar, estamos perjudicando a ese jugador. En cambio, tenemos que asegurarnos de que el jugador se sienta cómodo, feliz y seguro. Existe la creencia de que el jugador que gana es útil y el que no, no lo es, pero esa no es la forma correcta de pensar. Obviamente, el objetivo es ganar, pero las derrotas también nos enseñan algo, por lo que debemos aprovecharlo para construir un equipo fuerte ”, finalizó Coito.

VER: PUMAS DE MÉXICO FICHA AL HONDUREÑO CARLOS ZAPATILLA MEJÍA