El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, lanzó el sábado un plan de fumigación y vigilancia para atacar los brotes de langosta voladora detectados en su territorio y tratar de evitar daños en los cultivos.

"Esta es parte de una respuesta anticipada que el Gobierno está dando a una plaga que ya se está generando en varias partes del mundo", dijo el mandatario salvadoreño en una conferencia de prensa en una localidad rural del departamento central de San Vicente.

Temas relacionados

Según Bukele, el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA) alertó sobre la llegada de esta plaga a la región centroamericana y de que ya se registró "un ataque en Guatemala".

El gobernante advirtió de que esta plaga en "unos cuantos días podría acabar con el cien por ciento de cultivos de El Salvador de maíz, fríjol, caña de azúcar y frutas".

Bukele señaló que las autoridades salvadoreñas de agricultura y ganadería localizaron dos brotes de esta langosta en los departamentos de San Vicente y Usulután.

"Los vamos a atacar antes de que estén en etapa gregaria", sostuvo el mandatario, quien apuntó que si ya se encuentran en dicha etapa eso "quiere decir que hay varios miles, sino millones, en esas áreas que debemos atacar".

Explicó que el Gobierno salvadoreño utilizará equipo de fumigación cargado por soldados, al igual que aeronaves no tripuladas y helicópteros, sin detallar el número de efectivos del Ejército que serán desplegados para esta tarea.

Bukele ordenó que la vigilancia se extienda a toda la zona fronteriza que presente las condiciones para la llegada de las langostas desde los países vecinos.