‘Yo soy Betty, la fea’ se convirtió en una popular telenovela que se popularizó en los años 90`s y en pleno siglo XXI sigue dejando curiosidades, una de ellas es la escena de la boda entre los protagonistas.

Don Armando y Betty, lograron consumar su amor, que parecía imposible, pero sorprendió a muchos cuando por fin llegó la boda.

Lea: ¡Fuimos engañados! la verdadera canción de 'Yo soy Betty, la fea' no es la que conocemos, aquí te mostramos la verdadera

Gracias a esto, algunos seguidores y televidentes continúan creyendo en el amor, pues a pesar de las adversidades, ellos lograron casarse.

¿Boda real?

Sin embargo, hay un hecho que pocos conocen, y es que el día de la boda, sucedió un hecho que no fue actuación, o al menos no para los presentes.

El sacerdote Alberto Linero fue el sacerdote que ofició la misa en la boda entre los protagonistas, y fue el único que no actuó en ese momento.

Sí, y es que a pesar de que todas las actuaciones en las telenovelas parecen reales, la boda lo fue, pues Linero hizo la ceremonia como si no fuera en la novela.

“Hice la homilía que haría en un matrimonio (…). Evité que existiera la simulación”, dijo a varios medios locales, pues si no, hubiese caído en el delito de simulación, que es penalizado por el Vaticano.

Sin embargo, nunca aclaró si esto significaría que los actores de verdad hubiesen estado unidos, al menos de forma religiosa, y tampoco los actores han mostrado preocupación alguna, si están o no en un matrimonio real.

Además: Padre de Britney Spears pretende trabajar una transición ordenada, mientras se busca nuevo tutor ¿Será libre?