Meghan Markle confesó en una entrevista que en la familia Real británica había sufrido racismo durante su estadía y mostró las pruebas que demuestran el sufrimiento que vivió.

Precisamente cuando estaba embarcada, recibiendo comentarios por el color de piel con el que nacería su primogénito Archie.

Dichas declaraciones hicieron que el diario británico "The Guardian" iniciará una investigación para conocer la verdad sobre el racismo en la monárquica de Inglaterra.

Luego de las investigaciones, el medio publicó una serie de documentos a los que logró tener acceso de los archivos nacionales británicos, que confirman que la esposa de Harry no mintió en sus declaraciones.

The Guardian descubrió que el racismo en la familia real ha estado presente desde varias décadas.

"Los inmigrantes de color tenían prohibido desempeñar funciones en altos cargos dentro de la casa Real británica, por lo menos hasta la década de los 70", según la investigación presentada.

Sir Michael Oswald, la reina Isabel y Felipe de Edimburgo. Foto: AFP.

En los documentos presentados, se confirma que el palacio de Buckingham negoció cláusulas que siguen vigentes, en las que se exime a la reina y su familia de las leyes que previenen la discriminación racial y sexual.

Al parecer, hay un procedimiento parlamentario que con consentimiento de la reina se puede influir secretamente en algunas leyes británicas.

Empleados inmigrantes no pueden aspirar a altos cargos

El archivo está registrado que en 1968 un director financiero de la reina informó a otros funcionarios públicos que no es "práctica" de la realeza incluir a inmigrantes de color extranjeros en puestos de oficina dentro de la casa real, y a lo máximo que podían aspirar era como sirvientes domésticos.

Aunque el príncipe William aclaró que no existía el racismo en la familia real, los royals se han negado a responder ante los cuestionamientos de la prensa británica.

Aunque en Inglaterra existen reglas que prohíben la discriminación por etnia o color de piel, la reina podría estar exenta a estas leyes, por lo que no sería valida ninguna queja que presentara algún excolaborador.

Te puede interesar: Meghan y Harry comparten foto inédita de Archie para recibir apoyo benéfico y les llueven críticas