Según Collier, aunque para él transcurrieron 92 días, en la Tierra solo pasaron 18 minutos durante este evento.

La historia, narrada por Collier para The Sun, relata su primer encuentro con extraterrestres cuando era niño en 1964.

Según su relato, se quedó dormido accidentalmente mientras jugaba a las escondidas y despertó en una habitación oscura y cálida, sobre una mesa, donde vio a dos seres con piel azul y 7 pies de altura.

Su experiencia más significativa ocurrió en 1989, cuando fue invitado a subir a una nave nodriza habitada por seres andromedanos, antepasados ​​de la raza humana. Collier describe la nave como gigantesca, con 900 millas de ancho y 24 niveles, equipada con tecnología avanzada, como un parque con hologramas que recreaba atardeceres y amaneceres.

Durante su estancia en la nave, Collier afirma haber aprendido sobre la sociedad de los andromedanos, quienes a su vez mostraron interés en la forma de vida en la Tierra, especialmente para educar a sus hijos sobre nuestro mundo.

En una conferencia en Japón, el estadounidense dio a conocer el mensaje que los extraterrestres le transmitieron: "El Universo fue creado hace 21.135 millones de años y tiene más de 135.000 millones de habitantes". También describió un dispositivo especial que le proporcionaron para existir en su dimensión durante su visita.

A pesar de su intento por quedarse, Collier fue eventualmente sacado de la nave por los extraterrestres. Esta historia se suma a una serie de avistamientos y encuentros extraterrestres que han generado interés en redes sociales en los últimos tiempos, incluyendo el reciente video de criaturas de 3 metros de altura en una isla de Brasil.

VEA: VIDEO: avistan a 'seres extraños' en una isla paradisíaca y afirman que son extraterrestres