El cantante puertorriqueño, Carlos Efrén Reyes Rosado, mejor conocido como "Farruko", reveló detalles de su carrera como reguetonero y aseguró que está arrepentido de "contaminar" jóvenes con su música.

Precisamente el 12 de febrero de este año el interprete de "Cositas que hacíamos", sorprendió a sus millones de fanáticos anunciando que dejaría la música secular para convertirse al evangelismo.

En ese sentido, a través de una entrevista con Univisión el cantante mencionó que cuando iniciaba su carrera nunca imaginó lograr al nivel de fama que consiguió.

"Yo nunca pensé que iba a tener el nivel de fama que tengo; cuando estaba construyendo mi sueño, nunca lo hice con intenciones de ser famoso", explicó.

Seguidamente reveló que él nunca en su vida ha tomado bebidas alcohólicas, ni consumido pastillas alucinógenas, para estar drogado.

"Yo era persona que si rumbeaba mucho (salir de fiesta), pero puedo decir que nunca he tomado una pastillas para drogarme", aseguró.

El cantante explicó que en busca de "tener aceptación" en un círculo laboral-social, se convirtió en uno de los mejores cantantes de reguetón, pero está completamente arrepentido de sacar hits que dieran mensajes negativos a sus seguidores.

Por último el cantante de "Pepas" dijo no le gusta escuchar su música vieja ya que es contaminarse, "es como el vendedor de drogas, la vende, pero no la consume y no le gusta que sus hijos lo hagan".

De interés: 'Nada podía sanarme, me convierto a Cristo y por fin me sentí bien': Lary Over