Imágenes y videos de referencias se han publicado en las redes que muestran o intentan dar un ejemplo de lo que pasa en el Jar video.

La famosa grabación conocida en español como ‘1 hombre 1 jarra’ se cataloga como un tipo de contenido gore por no tener censura.

Por otra parte, el Jar video hace honor a su nombre, pues básicamente su contenido se basa en un hombre utilizando una jarra de vidrio.

Según algunos usuarios el video no es reciente y pese a no saber la identidad del protagonista, se especula que es de origen ruso.

El video ha tomado relevancia en plataformas como YouTube, Reddit y páginas de dudosa seguridad que se dedican a la publicación de contenido gore.

¿Por qué es famoso el Jar video?

La grabación tiene una duración de dos minutos y medio y muestra solo las piernas de un hombre en lo que parece ser la sala de un apartamento.

Además se observa que en medio de sus pies se encuentra una jarra de vidrio vacía boca abajo sobre una hoja de papel.

Lo espeluznante del Jar video es que el hombre desconocido que nunca muestra su rostro comienza a utilizar la jarra para darse placer por sí mismo.

Además, la jarra se rompe dentro del cuerpo del hombre debido a la presión, lo que le produce sangrado.

Debido al sangrado el hombre comienza a retirar los restos de la jarra de vidrio de su cuerpo sin mostrar dolor.

¿Existe más de un video?

En Youtube han salido grabaciones que intentan ejemplificar lo que ocurre en el video original, sin embargo solo se muestran la jarra y las piernas.

El contenido del video original es demasiado explícito para la plataforma y sería eliminado.

Jarra de mermelada vacía
La jarra fue utilizada para actos de intimidad. Foto: Planeta vivo

No obstante es este tipo de representaciones que ha provocado la tendencia en las redes sociales.

¿Qué pasó con el autor del video?

Al ser un desconocido y no tener información sobre el origen del video no se sabe cuál es el estado de salud del protagonista de la grabación.

No obstante, en el video se observa que si recibió lesiones por romperse la jarra y por el sangrado que se produjo.