No cabe duda de que Honduras está lleno de personas talentosas y cosecha grandes aristas en todos los ámbitos.

En esta ocasión tunota quiere resaltar a uno de los músicos que ha logrado poner en alto el nombre del país.

Se trata de Óscar Barahona Chinchilla, director de orquesta, violinista y pianista que nos ha representado nacional e internacionalmente.

Lea: ¡Increíble talento! ‘Tecla’ pinta con pasión y activa el patriotismo en los hondureños

El joven de 36 años de edad comenzó en el mundo de la música desde muy pequeño y hoy en día ha logrado tener una carrera exitosa.

“Inicié gracias a mi padre, quien descubrió mi talento y él tomó la iniciativa de matricularme en una escuela de música desde los seis años”, reveló Chinchilla.

Orgullo catracho

Desde ese momento, Óscar supo que la música era lo suyo y decidió dedicarse por completo a esto, logrando así posicionarse como uno de los músicos más importantes del país.

“Me di cuenta de los beneficios que trae a la mente y al espíritu una vida dedicada al arte, los viajes y las personas que uno tiene la oportunidad a conocer a través de la música. Me llamaron la atención para adentrarme en este bonito mundo”, comentó el director de orquestas a tunota.

Sin embargo, el camino que ha recorrido Óscar no ha sido fácil y se ha encontrado con dificultades, pero esto no ha sido un impedimento para dejar de creer en su talento.

“La principal dificultad siempre ha sido vivir en un país donde el arte es poco apreciado. Sin embargo, no me gusta quejarme, al contrario, me gusta trabajar con el objetivo de lograr un cambio positivo en las personas a través de la música”, dijo.

Carrera musical

A pesar de todo, Óscar sigue cosechando éxitos y una de sus experiencias más especiales ha sido dirigir a orquestas fuera de Honduras.

“La experiencia más importante que he tenido fue dirigir en el Auditorio Nacional de Madrid en 2017. Fui el primer centroamericano en dirigir en ese auditorio”, contó.

Además, el talentoso hondureño ha sido galardonado en varias ocasiones, como el del primer lugar en el concurso de dirección de Los Balcanes, al frente de la orquesta sinfónica de Belgrado, en julio de 2018.

Asimismo, el musico expresó lo que le inspira día a día para dedicarse de lleno a la música. “

Me inspira la satisfacción personal. La sensación de estar parado en un escenario es indescriptible y ligado a esto me inspira la posibilidad de tocar el corazón de las personas a través del arte”.

Buscar una oportunidad

Finalmente, el director de orquesta envía un mensaje para todos aquellos que quieren dedicarse al mundo de la música.

“Para aquellos jóvenes que en este momento están estudiando música, mi consejo es que aprovechen el tiempo estudiando incansablemente. Busquen una oportunidad de estudio en el extranjero que les permita cumplir sus metas personales y profesionales”, expresó.

La versatilidad, energía y madurez musical de Óscar lo llevaron a ser considerado uno de los mejores de América Latina.

Su devoción por el estudio y su liderazgo lo han llevado a conquistar el éxito.

Por: Claudia Chacón.

Este es un artículo de la versión impresa de tunota. Lea más noticias relacionadas.