Que Café con sabor a mi tierra haya sido inscrita para competir por una nominación al Oscar no tiene nada de sorprendente. De hecho, es lo mínimo que pudo haber pasado ante la magnitud de tal producción.

Basada en una historia de la vida real, el film recrea la realidad que viven los caficultures para provocar que Honduras sea el quinto productor de café en el mundo y uno de los granos mejor calificados del mundo.

Y estas son las razones por las que compite en la nominación.

Guión

Encuentra realidades diferentes en un solo techo. En su desarrollo, logra el principio de la emocionalidad, llevando de comodidad a la frustración y de la misma a la satisfacción. Provoca lágrimas y victoria a la sensabilidad.

Cafe con sabor a mi tierra Honduras
La película cuenta con excelente parajes y buena fotografía.

Fotografía

Aprovecharon los parajes más impresionantes que ofrece la ruta del café y la ruta lenca en el centro de Honduras. Se usó la luz natural para lograr la mayor calidad posible en los trazos de las imágenes. Además, en las escenas nocturas, se recrea la luz natural de las casas de nuestros pueblos.

Sonido

Café con sabor a mi tierra en su edición de sonido no deja percibir gradas ni cortes abruptos que incomoden. No hay aire que dañe la calidad. En su lugar, se abandera el sonido del campo, se intercala la claridad de las voces junto a la naturalidad de la acción.

La música es buena, los fondos agradables y la banda sonora encanta.

Historia

Trata sobre la realidad quer viven los caficultores hondureños por salvar las cosechas de las plagas y las malas ventas, a través de la tragedia de una familia que de la opulencia cae en la desgracia. El actor principal debe sacrificarse por evitar que estas se vuelvan mayores y debe jugarsela por todos.

La película además enseña a los caficultores que el cultivo no es la única actividad que puede generar ingresos a este rubro y que la gama de oportunidades es amplia.

Escenografía

Bien montada, tiene además una buena escogencia que representa al rubro cafetalero. Además la película se enriquece al apartarse el máximo posibles de las grandes urbes de Honduras.

Conslusión

La película logra recrear el lado humano que hay detrás del café, algo en lo que pocas veces pensamos al saborear el aromático.

Además, la película sin duda rinde homenaje al sector café, un rubro en el que 100.000 pequeños caficultores contribuyen a que Honduras sea el quinto máximo productor del mundo.

La película competirá finalmente con 93 otras del mundo por ser una de las 10 nominadas a mejor película extranjera para la 92 entrega de los premios Oscar, que redirán reconocimiento a los mejores producciones de 2019.

Para que Café con sabor a mi tierra haya sido seleccionado a competir, es porque cumplió una serie de requisitos que evalúa un comité seleccionador por Honduras.

Esta es la segunda vez que Honduras entra en competencia por alcanzar una nominación a mejor película exytranjera, tras la producción "Morazán" de 2018.