Una joven salvadoreña mostró a través de TikTok que cada vez que se le antoja comerse un delicioso pollo chuco, viaja a Honduras, sin importar la odisea que emprende.

@labby1016 compartió el video de apenas 21 segundos donde revela que vive en la frontera entre los países centroamericanos, por lo que solo se tarda 15 minutos de viaje.

Es así como se sube a su carro y, junto a su pareja, emprende el camino, cruza la frontera de El Amatillo y llega hasta el local favorito en San Lorenzo, Valle, sur del país.

En el clip se le observa como disfruta con mucha satisfacción el platillo que se compone a base de pollo frito, tajaditas de plátano (guíneo) fritas, encurtido y aderezo.

Su acción se viralizó en la plataforma china, donde está a punto de alcanzar las cien mil reproducciones y la han compartido varios usuarios.

"Imagínese si llega a probar las baleadas o las carnes asadas, no saldría de aquí"; "Venga al norte de Honduras están los mejores" y "No te culpo amiga, por un pollo cucho hacemos lo que sea", son algunos cometarios.

Amor por el pollo chuco

La salvadoreña que viaja a Honduras no es la única extranjera que demuestra su amor por el platillo típico, que ha ganado renombre a nivel internacional.

Este es el caso de un creador de contenido puertorriqueño radicado en Estados Unidos, quien ama tanto su pollito con tajadas que incluso lo comió en vez de pastel de cumpleaños.