En las últimas horas se ha vuelto viral un video titulado como 'video de la vende limonada de Barranquilla', el cual se trataría de un material íntimo, sin embargo, usuarios aseguran que no se trataría de una de las jóvenes.

Estas chicas venden en las calles del barrio Simón Bolívar en Barranquilla, en donde en ocasiones paralizan el tráfico debido a sus atributos y en la última semana afirmaron que lo hacen para pagar sus estudios.

Las chicas han sido entrevistadas por varias emisoras locales y si bien cuentan con el apoyo de la mayoría, en la red de Telegram circula un supuesto video íntimo, presuntamente de una de las jóvenes.

Los seguidores de las vendedoras de limonadas rápidamente las defendieron mencionando que el video no sería de una de la amigas sino de otra mujer muy parecida a ellas.

No obstante, una cuenta informó que es real y en una entrevista publicada en la mañana del pasado viernes 29 de septiembre, Angie, una de las chicas vendedoras de limonadas, confirmó su veracidad e informó que fue hace cinco años, cuando ella apenas tenía 15.

¿Qué dijo Angie?

Angie expresó que se trató de un error que cometió debido a su inexperiencia en la vida y por confiar en la persona equivocada, pero enfatizó que este video no refleja lo que es ella en la actualidad.

La joven dijo que solo busca salir adelante de manera honesta y sin hacerle daño a nadie. Asimismo, Angie aprovechó el momento para pedir que ya no se siga divulgando el video, ya que puede afectar su emprendimiento y su reputación.

Finalmente, la emprendedora pide comprensión y apoyo por parte de sus seguidores, pues indica que este episodio no la refleja a ella en la actualidad.

¿Quiénes son las chicas de la limonada?

Las chicas de la limonada o también conocidas como 'las bichotas de la limonada' cuentan en su red de Instagram con 1968 seguidores.

Aunque de su vida personal de ellas se sabe poco, se conoce que se llaman Angie y Shirley Vanessa.

"Yo decidí vender limonada porque el negocio era de mi mamá y ella duró aquí cinco años comercializándola. Gracias a Dios ella le salió empleo y me lo cedió a mí para que quedara en manos de la familia", expresó Shirley.