El icónico rapero estadounidense, de 45 años de edad, dejó al público presente en el Allegiant Stadium de Las Vegas, Nevada, Estados Unidos boquiabierto con una actuación que desbordaba energía y talento.

Vestido de blanco y rodeado de un escuadrón de bailarinas y bailarines, Usher se apoderó del escenario en forma de guitarra, entregando una serie de hits que mantuvieron al público en vilo durante todo el show.

La primera sorpresa llegó cuando el cantante invitó a Alicia Keys a unirse a él en el escenario para interpretar "My Boo". Seguidamente, H.E.R. se unió a la fiesta, seguida por una explosiva colaboración con Liljon en "Turn Down for What", que llevó la emoción a un nivel completamente nuevo.

VEA: Reviva los goles: Motagua gana y acaba con el invicto de Marathón

La lista de canciones fue una montaña rusa, desde los éxitos más clásicos como "U Got It Bad" hasta las colaboraciones más recientes como "Bad Girl" con HER y "OMG" con Will.I.AM. El clímax llegó con la actuación de Ludacris, quien se unió a Usher para cerrar el espectáculo con broche de oro.

En total, Usher interpretó un total de trece canciones en un show que duró alrededor de 13 minutos, durante los cuales deslumbró con cuatro cambios de vestuario.

Show del medio tiempo del Super Bowl

En los últimos años, el show del medio tiempo del Super Bowl se ha convertido en el momento más esperado tanto por fanáticos como por no fanáticos de la NFL.

En el LVIII, Usher fue el protagonista de este espectáculo musical, que tuvo lugar al finalizar el segundo cuarto del partido entre los Kansas City Chiefs y los San Francisco 49ers.

LEA: Aquí los goles: Génesis sorprende y remonta al Real Sociedad