La falta de oportunidades para músicos en Honduras obligó a un talentoso violinista a migrar hacia el extranjero en busca de recursos. Fue Estados Unidos que arropó al compatriota Kevin David Bustillo Sierra, quien se desempeña ejecutando su violín en un restaurante norteamericano.

Con más de 17 años de experiencia como violinista, el catracho ha sobresalido en varios países por su forma de ejecutar el instrumento de cuerdas y envolver los oídos, hasta de los más exigentes, con armonías y obras famosas.

Cabe recalcar que trabajar en el extranjero de la profesión de base es un lujo que no cualquier se da. La necesidad obliga a muchos a olvidar sus pasiones para poder subsistir.

LEA: Hibriduz Jazz se erige con su tercer disco 'José'

Orgullo catracho

Kevin Bustillo, de 31 años, se especializó como violinista en la Escuela Nacional de Música. Se desempeñó tres años en la Orquesta Filarmónica de Honduras y dos años en la Orquesta de Cámara de la UNAH. Además, dio clases de música en un importante colegio capitalino.

Su ingenio y dedicación ha permitido que se habrá camino en grandes países referentes musicales como Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, México y Estados Unidos, quienes no dudaron en acogerlo. Se destaca su participación en el Festival de Música de Cámara de Veracruz.

Kevin Bustillo impartiendo clases a sus alumnos del proyecto mexicano
Foto: tunota

Oportunidades y prestigio

En el año 2014 fue inspirado por su violín para postularse como candidato a impartir clases de música en un proyecto mexicano. Laboró cinco años como maestro de violín y su gran corazón lo impulsó a crear una mini orquesta de cámara formada por niños de escasos recursos de la zona. En suma, colaboró en el disco “Collage Sonoro” junto al pianista y compositor mexicano Jorge Flores.

Luego de la culminación del proyecto mexicano quiso regresar a su país natal, pero gracias a su notable capacidad encontró trabajo en Guatemala, donde ejerció como violinista junto al grupo Trompetas de América.

“Tocábamos por todo Guatemala, en seis meses conocí todo el país”, expresó Bustillo. Además, el músico hondureño dejó varios arreglos para el grupo guatemalteco.

VEA: Chia Casanova sorprende con 'Chocolate' en tercer disco

Kevin durante una presentación con Vemeho en México
Foto: tunota.com

A inicios del 2020, Kevin emigró a Miami, Estados Unidos, para visitar a su madre, pero la pandemia de covid-19 hizo que su viaje se alargara. “Los primeros seis meses no había trabajo, fueron horribles”, detalló el compatriota.

Una vez más, las puertas en la música se abrieron para el perseverante hombre, quien encontró trabajo como violinista en un popular restaurante de Miami, conocido como la “esquina de la fama”, ubicado en la famosa calle 8, donde ejerce actualmente.

TAMBIÉN: Teatristas se suben a la ola digital para provocar emociones

El músico afirma que la paga es muy buena, además de hacer lo que le apasiona. Recibe 150 dólares por noche. También, contó que imparte clases de violín en línea a tres de sus exalumnos de México.

Bustillo piensa seguir mejorando musicalmente y planea volver a Honduras y crear un proyecto musical con niños de aldeas. “No pierdo la fe, aunque para hacerlo necesito a un equipo con mi misma visión”, dijo.

Además, aprovechó para enviar un mensaje a las futuras generaciones musicales: “Se puede vivir de la música y representar a Honduras. Sin importar la edad, nunca es tarde, si yo pude, usted también puede”, concluyó.

ADEMÁS: Chocolatier Maribel Lieberman: 'Tu pasión te llevará al triunfo'

Este artículo es de la versión impresa de tunota. Puedes encontrar más noticias relacionadas en: