Una nueva tormenta de controversia ha surgido para desatar el caos entre los seguidores de la música en Twitter. Esta vez, el foco se centra en Rubén Lanao, reconocido por su talento como acordeonero junto a Silvestre Dangond, quien se encuentra en el epicentro de la filtración de un video que ha captado la atención de todos.

El revuelo comenzó con la propagación viral de un presunto video íntimo en el que se ve a Lanao en una situación comprometedora junto a una mujer cuya identidad permanece en el misterio.

La incertidumbre sobre quién es esta misteriosa figura ha desatado una lluvia de especulaciones entre los seguidores del músico, algunos afirman que se trata de la actual pareja de Rubén, mientras que otros sugieren que podría ser alguien del pasado del joven.

A pesar del clamor de la opinión pública, Rubén Lanao ha optado por mantener un sepulcral silencio ante las cámaras y las redes, dejando a sus seguidores sumidos en un mar de interrogantes y teorías.

Es crucial enfatizar que, en el ejercicio de nuestra responsabilidad como medio de comunicación, nos abstendremos de compartir cualquier contenido explícito relacionado con esta polémica.

¿Por qué es un delito compartir el video de Rubén Lanao en redes sociales?

  • Violación de la privacidad: Si el video fue grabado sin el consentimiento de la persona que aparece en él, compartirlo sin autorización constituye una violación de su privacidad.
  • Difusión de material sexualmente explícito sin consentimiento: Si el video contiene material sexualmente explícito y la persona que aparece en él no dio su consentimiento para su distribución, esto puede considerarse como una forma de abuso sexual o acoso.
  • Posible difamación o calumnia: Dependiendo del contexto del video y de la reputación de las personas involucradas, compartir contenido explícito puede dañar la reputación de alguien, lo que puede constituir un delito de difamación o calumnia.
  • Violación de leyes sobre pornografía infantil: Si el video incluye a menores de edad en situaciones sexualmente explícitas, compartirlo constituye una grave violación de las leyes sobre pornografía infantil.