La policía verificó el bienestar de Britney Spears el pasado miércoles 27 de septiembre, después de que la estrella del pop compartió un video de ella misma bailando con cuchillos, preocupando a millones de seguidores.

Spears giraba alrededor de su casa en el sur de California sosteniendo dos grandes cuchillos mientras llevaba un top corto y un bikini color blanco.

El video, compartido en Instagram, generó preocupación y el Departamento del Sheriff del Condado de Ventura realizó una verificación de bienestar de la cantante de "Baby One More Time".

Una vez que el departamento del sheriff confirmó a partir de dos fuentes independientes que Spears no estaba en peligro físico ni emocional, los funcionarios se sintieron lo suficientemente seguros como para dar por concluida la llamada sin incidentes.

Cabe señalar que no es primera vez que Spears tiene a las autoridades en su casa, sobre todo para revisar el estado físico de la cantante, quien constantemente actúa de forma errática en sus redes sociales.

El video que compartió la cantante acumuló miles de reproducciones en su cuenta, y muchos en sus comentarios expresaron su preocupación, ya que si bien la cantante comentó que no eran cuchillos reales, estos hacían el típico sonido, lo que indicó que se trataba en realidad del utensilio.

Gracias a todo el escándalo, la cantante clarificó que estaba bien y se trataba solamente de un baile, tratando de imitar a Shakira: "¡Relájense acerca de los cuchillos, estoy imitando a Shakira!".

Las últimas publicaciones de la cantante indican que sigue en el mismo estado, cosa que ha dado lugar a especulaciones en redes sociales, ya que muchos indican que la cantante tal vez debería regresar a la tutela legal.

En los videos de Spears se ha deshabilitado la posibilidad de comentar, sin embargo, la preocupación por la Princesa del Pop, se mantiene.