Un momento inesperado y dramático tuvo lugar el pasado jueves en la sesión del Concejo Municipal de Murici, Alagoas, Brasil, cuando una mujer embarazada irrumpió en la sala para exigirle a un concejal que reconociera la paternidad del bebé que ella espera.

Durante el discurso del concejal del Partido Socialista Brasileño (PSB), Abimael Pessoa, la mujer entró en el pleno y declaró públicamente que él era el padre de su hijo, acusándolo de haber abandonado al niño.

El impactante momento fue transmitido en vivo a través de la página web del ayuntamiento, capturando la atención de los espectadores.

Ante la acusación, Pessoa solicitó que llamaran a la Policía para retirar a la mujer de la sala.

Intentan calmar la situación

Por su parte, el presidente de la sesión, el concejal Deivinho Vasconcelos, trató de calmar la situación aconsejando a la mujer que se dirigiera al supuesto padre en privado.

"Señora, no puede hablar aquí. Esto es algo privado, llámelo en privado", indicó Vasconcelos.

Sin embargo, la mujer se negó a abandonar la sala, lo que llevó a Vasconcelos a tomar la decisión de suspender la sesión.

"No podemos permitir que algo así ocurra aquí en el Ayuntamiento", afirmó, resaltando la gravedad del incidente.

El video del acontecimiento se hizo viral en redes sociales, generando un amplio debate sobre la responsabilidad y el comportamiento de los funcionarios públicos, así como sobre el manejo de situaciones personales en espacios públicos oficiales.