La 'hondureña-coreana', como se hace llamar, nació en San Pedro Sula, Cortés, norte de Honduras, pero radica en Estados Unidos.

A través de TikTok contó sobre la unión de sus progenitores y compartió una fotografía solo de su padre, ya que su madre no le permitió hacer lo mismo.

Dado que sus rasgos faciales son más parecidos a los de su padre (coreanos), internautas dudan de que en realidad sea catracha.

Es por este motivo que utiliza sus redes sociales para demostrar que tiene una mezcla perfecta entre ambos mundos y hasta cuenta las anécdotas vividas por este tema.

Una de estas experiencias fue cuando en el salón de belleza donde quiso hacerse un cambio de look (apariencia), y la estilista no le creyó que era latina.

"'Yo pensaba que hablabas cualquier otro idioma menos español', me dijo; pero esa es la reacción que tiene todo mundo; lo mejor fue que ella es hondureña, de Olancho", contó.

De acuerdo a Fabi, este ha sido un tema que le ha marcado durante su vida, ya que "la gente miraban raro que yo fuera mitad hondureña y mitad coreana".

"Es lindo encontrarse gente así y más aún cuando son de tu país, que súper que seas mitad coreana, es un sueño"; "Me encanta tu acento catracho" y "se nota que estás orgullosa de ser hondureña", son algunos mensajes que recibe.

A pesar de haber radicado más en el país centroamericano, la joven ha aprendido mucho sobre la cultura coreana, habla el idioma y hasta cocina sus platos típicos.

LEA TAMBIÉN: Abogada hondureña trabaja para el Capitolio de Estados Unidos