Un hombre ebrio protagonizó una caída desde un tercer nivel de un edificio, logrando salir ileso de manera sorprendente. Las cámaras de seguridad captaron el momento exacto en que el hombre, bajo los efectos del alcohol, se precipitó al vacío, aterrizando sobre una banca y levantándose como si nada hubiera ocurrido.

El incidente, que tuvo lugar en la ciudad rusa de Salavat, comenzó cuando el hombre intentó salir de la casa de su amigo. Sin embargo, su anfitrión, preocupado por su estado de embriaguez, le impidió salir a la calle.

En un acto impulsivo y desesperado, el hombre decidió usar el balcón como vía de escape.

Las impresionantes imágenes muestran la "caída del cielo" del borracho, quien tras el fuerte impacto sobre la banca, se levantó y se alejó caminando, aparentemente sin lesiones.

Este asombroso episodio no solo es una muestra de la temeridad que puede acompañar al consumo excesivo de alcohol, sino también un recordatorio de que a veces la suerte juega un papel crucial en situaciones potencialmente fatales.

Según testigos, el hombre ha sido visto en buen estado de salud por las calles de Salavat en los días posteriores al incidente.

Este suceso, que podría haber terminado en tragedia, sirve como un llamado de atención sobre los riesgos del consumo irresponsable de alcohol y la importancia de actuar con sensatez para evitar situaciones peligrosas.